Una Felicitación Navideña muy especial

Desde la Asociación de Diabéticos de Madrid, este año queremos felicitar las fiestas a todos nuestros Socios, seguidores, familias y personal sanitario como Endocrinos y Enfermeras que nos acompañáis día a día.

Llegamos de nuevo a estas fechas navideñas en las que las personas con diabetes echamos de menos ser un poquito menos dulces para no amargar estas fiestas a los que nos rodean. Desde dos meses antes de las celebraciones tenemos en cualquier hipermercado pasillos interminables de dulces y turrones y bombones y polvorones y ros cones… por lo que cada vez nos vienen a la cabeza y al estómago mayores tentaciones y sobre todo durante más tiempo porque la tentación empieza a finales de octubre… Ya lo sabéis el roscón para el
día 6 de enero ya se puede comprar el 2 de noviembre!!!

La verdad es la época del año que menos nos importa estar en hipoglucemia si en ese momento tenemos a mano algo apetecible y en la mayoría de las casas, seguro que lo hay. Bastante más nos importa el comentario del cuñado, o del amigo cuando en algún momento dice…“si yo la verdad es que el dulce no te creas que me gusta… lo como por comer” ¡qué injusticia! ¿envidia sana? En absoluto, envidia de la mala malísima.

Pero fuera de bromas es importante no obsesionarnos. Podemos hacer nuestras equivalencias y tenemos ahí a nuestro médico o enfermera para que nos aconsejen como darnos un pequeño capricho ¿por qué no? Lo importante es saberlo hacer. Para ello desde la Asociación os damos la oportunidad de ampliar vuestros conocimientos sobre dieta a lo largo de todo el año pero en estos días especiales en los que la agenda es apretadísima de comidas de trabajo, reuniones con amigos, compromisos familiares… es todavía más importante saber qué podemos comer y cómo debemos hacer nuestras sustituciones. Ya sabéis que a primeros de diciembre todos los años venimos organizando una actividad formativa sobre la alimentación durante las Navidades con una serie de recomendaciones sobre los productos sin azúcar, como actuar ante una comida de dos horas, consejos prácticos etc.

Para controlarnos bien es imprescindible que aprendamos a hacerlo. Ello nos hará sentir mejor sabiendo manejar nuestra diabetes y siendo responsables sobre lo que podemos o no podemos hacer.

Y para terminar volvemos a compartir la lista de deseos del año pasado porque todavía no se han hecho realidad: solidaridad, educación diabetológica, presencia de personal sanitario en centros escolares, no restricciones de material, financiación de sistemas innovadores en el día a día de las personas con diabetes, efectividad en nuestras reclamaciones, mayor inversión en la investigación, una sanidad pública y de calidad para todos y que crezca más la Asociación para poder tener mayor presencia social para que a las personas con diabetes no nos hagan sentir diferentes.

Ojalá esta lista podamos reducirla a la mitad el próximo año. Mientras tanto, os dejamos con la ilusión de nuestros jóvenes participantes de nuestro Concurso de Dibujo Navideño, que han sabido plasmar todo esto que se nos pasa por la cabeza con mucho arte.

La lactancia podría reducir el riesgo de diabetes en niños susceptibles de padecerla

Lactancia_ADM

NUEVA YORK (Reuters Health) – La lactancia materna durante más de un año reduce el riesgo de que la autoinmunidad en los islotes avance a diabetes tipo 1 en los niños con predisposición genética a hacerlo, según indica un equipo noruego.

“No podemos prevenir la Diabetes Tipo 1 y un efecto potencialmente beneficioso de la lactancia materna sería muy importante”, dijo por e-mail la doctora Nicolai A. Lund-Blix.“Nuestro estudio se suma a una serie de estudios prospectivos de cohortes que pueden dar fundamento a la investigación y las recomendaciones de la alimentación infantil”.

En Diabetes Care, el equipo de Lund-Blix, del Hospital de laUniversidad de Oslo, publica los resultados de las pesquisas querealizó a casi 50.000 recién nacidos entre el 2001 y el 2007;908 eran portadores del genotipo HLA de alto riesgo.

El control de los bebés incluyó el análisis de muestras desangre y cuestionarios que respondieron los padres conintervalos de tres meses al principio del estudio y, luego,anualmente durante unos 7,7 años.

En ese período, el 7,7 por ciento desarrolló autoinmunidad en los islotes y el 3,4 por ciento, diabetes tipo 1.

La duración de la lactancia materna no varió demasiado entre esos dos grupos ni estuvo significativamente asociada con el riesgo de desarrollar la autoinmunidad. Lo mismo ocurrió con la edad de incorporación de los alimentos sólidos a la dieta del bebé o la lactancia materna en ese momento.

Pero en los 726 casos en los que el equipo contó con la información alimentaria de los bebés, la lactancia materna durante 12 meses o más anticipó una reducción del riesgo de desarrollar diabetes tipo 1, aún antes y después de controlar otros factores, como un familiar de primer grado con diabetes(HR=0,37), y de que la autoinmunidad en los islotes se convirtiera en diabetes tipo 1 (HR=0,35).

Dado el tamaño de la muestra, los autores no pudieron “descartar que la asociación estadísticamente significativa se deba al azar”.

Otra limitación del estudio podría ser su diseño observacional, aunque el equipo sostuvo que “es difícil imaginar un estudio controlado sobre la duración de la lactancia materna por motivos éticos”.

Fuente: American Diabetes Association, El Economista

A %d blogueros les gusta esto: