FEDE: Ayúdanos a acabar con el ‘Apto para diabéticos’ de los productos dietéticos

hacerlacompra-chicnfit
Desde la Federación (FEDE) nos han enviado este artículo, así como solicitado su difusión, con la intención de saber la opinión del público en general, y de las personas con diabetes en particular, sobre la expresión Apto para diabéticos en algunos productos dietéticos que encontramos en muchos establecimientos.
 
Desde siempre hemos abogado por la formación y educación diabetológica y dietética del paciente como mejor herramienta que le permita consumir casi de todo, pero en adecuadas cantidades, por lo que transmitimos esta información y abrimos nuestros oídos a vuestras sugerencias y colaboración.

No es la primera vez que me preguntan por la frase Apto para diabéticos que aparece en algún que otro producto alimenticio y, por ello, y porque se acercan fechas navideñas, nos gustaría hablar de este tema. Y, lo que es más importante: por encargo de la Federación nos gustaría tomar la iniciativa para corregir esta práctica, para lo que necesitamos y contamos con vuestra ayuda.

Para comenzar, diremos que los límites entre la publicidad engañosa y la simple exageración son difusos y, legalmente hablando, una publicidad sólo es engañosa cuando induce al error. El engaño es recibir algo distinto a lo que creías haber contratado o, en este caso, comprado y consumido, con los evidentes riesgos para la salud del consumidor final. Aunque no olvidemos que aquí puede entrar en juego la subjetividad del consumidor. La cuestión que aquí nos trae es discernir si la frase Apto para diabéticos, que aparece todavía en algunos envases de productos dietéticos, es publicidad engañosa, ya sea porque aparece así en los mecanismos publicitarios de la marca o porque aparece en el envase final del producto alimenticio.

Yo creo que Apto para diabéticos, estrictamente hablando, podría ser prácticamente cualquier alimento, siempre y cuando tengas conocimiento de las raciones de hidratos de carbono, componentes e índice glucémico del mismo, y siempre que sea compatible con tu dosis de insulina, medicación, ejercicio, etc.

Pero no es mi responsabilidad entrar a valorar las cuestiones dietéticas del producto, ni dar consejos de aquello de lo que no soy especialista. Así que, volvamos a la cuestión. Entiendo que el mensaje Apto para diabéticos en estos productos alimenticios es, como mínimo, desafortunado, cuando no ilegal, porque no todos los pacientes con diabetes están tan bien informados y formados en diabetes como para discernir estas cuestiones y, sin duda, induce a error encontrarse una frase de ese tipo. Por ejemplo, un paciente recién diagnosticado (especialmente si es tipo 2), podría llegar a la conclusión de que puede consumir todo lo que quiera si lee esa frase, cuando la mayoría sabemos que no es así.

Sin embargo, estamos seguros de que, si vemos detenidamente la etiqueta del producto, aparecerán los componentes y se cumplirá con lo establecido en el Real Decreto 1334/1999, de 31 de julio, por el que se aprueba la Norma general de etiquetado, presentación y publicidad de los productos alimenticios:

etiquetado-alimentos

PRINCIPIOS GENERALES DEL ETIQUETADO DE ALIMENTOS
El etiquetado no deberá en ningún caso inducir a error al consumidor:

• Sobre las características del producto alimenticio y, en particular, sobre su naturaleza, identidad, cualidades, composición, cantidad, duración, origen o procedencia y modo de fabricación o de obtención.
• Atribuyendo al producto alimenticio efectos o propiedades que no posea.
• Sugiriendo que el producto alimenticio posee características particulares, cuando todos los productos similares posean estas mismas características.
• Atribuyendo a un producto alimenticio propiedades preventivas, terapéuticas o curativas de una enfermedad humana, ni mencionando dichas propiedades, sin perjuicio de las disposiciones aplicables a las aguas minerales naturales y a los productos alimenticios destinados

“FEDE os pide que nos enviéis la fotografía de aquellos productos alimentarios que lleven la leyenda ‘Apto para diabéticos’, que consideramos publicidad engañosa”

No olvidemos que estas prohibiciones se aplican de igual forma a la presentación de los productos alimenticios y a la publicidad.

Como mencioné anteriormente, se acercan las fechas navideñas. Multitud de productos sin azúcar, sustitutivos de los tradicionales turrones, polvorones, mazapanes y un largo etcétera, aparecen en los estantes de los supermercados y es posible que en alguno de ellos encontremos esta frase. Por ello, os pedimos desde la Federación que cualquier producto que encontréis dentro del territorio nacional, en donde diga Apto para diabéticos o algo similar en castellano o en cualquier lengua cooficial, lo fotografiéis con vuestro teléfono móvil o cualquier otro dispositivo, y nos lo enviéis a la Federación. En función de los resultados recibidos, prepararemos la oportuna reclamación en aras de que el organismo competente se pronuncie sobre esta cuestión, con la que no estamos de acuerdo y que hace tiempo debería haber desaparecido.

Simplemente, aseguraos de que en las fotografías enviadas se ve claramente la marca, la frase Apto para diabéticos y el resto de información. De paso, también es conveniente que nos indiquéis dónde habéis obtenido la fotografía, lugar, supermercado, herbolario, etc.

Una vez recopilada la información que nos enviéis, tened por seguro que vuestros datos, si los aportáis, no aparecerán en ningún lugar. La Federación realizará la oportuna queja en nombre de los pacientes con diabetes a los que representa y en nombre de las asociaciones que pertenecen a ella.

Podéis enviar las fotos a fede@fedesp.es o al e-mail juanmagomezmoreno@gmail.com. Del resultado de las acciones que se tomen informaremos oportunamente mediante los medios de comunicación de que disponemos, o en posteriores ediciones de la revista.

Quedamos a la espera de vuestras noticias.

Juan Manuel Gómez Moreno Abogado especialista en Derecho Sanitario y asesor de FEDE en temas jurídicos

Fuente: FEDE

logoFede

Cruzar 4 Desiertos con Diabetes es posible, Beatriz García lo demuestra.

66ec2db7a6a30af47c567835e8a94e5e

Beatriz García Berché (Barcelona, 1981) acaba de regresar de la Antártida, tras completar el reto de los 4Deserts. Lo ha hecho en los dos últimos años, en 2013 disputó los de Atacama (Chile) y Gobi (China) y en 2014, Sáhara(Egipto) y Antártida. En total, 250 kilómetros en cada uno de ellos que han llevado a esta catalana a convertirse en la única mujer española en haberlo logrado, pero además, su logro va más allá, lo ha hecho con su enfermedad a cuestas, la diabetes. “Lo veía imposible, pero al final, consigues todo aquello a lo que dedicas esfuerzo”, reconoce todavía con emoción a El Confidencial.Beatriz combina sus carreras con su profesión, es periodista en TV3. Lleva una vida muy ajetreada pero tiene claras sus intenciones a corto plazo: “Quiero seguir disfrutando y compitiendo todo lo que me permita la vida”.

Está volviendo a la realidad, a su trabajo y adaptarse de nuevo a los horarios, Beatriz García acaba de regresar de la Antártida, donde completó el reto de los 4Deserts terminando la segunda en chicas. “No buscaba marca. Para mí el objetivo era disfrutarla y acabarla”, reconoce. La atleta catalana explica cómo han sido los dos últimos años de su vida: “Han sido dos años súper intensos. Cuando me lo planteaba lo veía imposible. Cuando encontré los recursos para ir, empezaron los tratamientos con mi dietista para saber qué debía llevar en la mochila para sobrevivir siete días en una carrera de autosuficiencia. No sabía cómo iba reaccionar la diabetes al ser un desgaste tan grande durante tantos días. En el primer desierto, además de tener unas condiciones climatológicas muy duras, llevaba la segunda mochila con más peso, pensé que no iba a terminar. Al final lo conseguí, luego ya ajusté más el peso, ya sabía lo que necesitaba para mi diabetes y ya llevaba algo más similar al resto”.

 

Para Bea García, su mochila ha sido una parte fundamental para lograr este reto. “En la mochila llevo el kit de la diabetes, glucómetros, insulina…Normalmente lo llevo por duplicado en las carreras muy largas y luego muchos suplementos, barritas, geles y comida. Hay gente a la que le da una ‘pájara’, se toma dos o tres geles y listo, pero en mi caso si no la atiendes como la tienes que atender te puedes desmayar y perder el conocimiento. Es más difícil de asumir que para cualquier otro corredor”, afirma. Aunque la mochila es indispensable para Bea, también marca las diferencias con el resto de participantes: “La principal diferencia es el peso y el material que tengo que llevar. No me puedo plantear una carrera pensando ‘me hago una mochila rápida con una manta térmica y un cortavientos y a correr’. Tengo que pensar que tengo que llevar comida, material de calidad, los elementos necesarios para medir la diabetes, etc. Tengo que salir a la montaña sabiendo que soy autosuficiente”.

Beatriz García

A Bea García no le da miedo su enfermedad y además, anima a otros diabéticos a que practiquen deporte sin ningún temor: “Primero debes de conocerte bien a ti mismo, evidentemente no te puedes llevar a tu médico a la carrera, y analizar bien tus sensaciones. Hacer entrenos muy graduales e ir muy poco a poco. Una vez hagas esto, con el material necesario para controlar tu diabetes y pensando que no es imposible hacerlo, puedes hacer lo que te propongas. Con diabetes se puede hacer todo, pero debes llevar un control mucho más exhaustivo que cualquier otro deportista. Te tienes que mirar bien y no puedes ir a la aventura, siempre hay que ir con conocimiento y con medidas de precaución”.

Durante el reto de los 4Deserts, Bea no se encontró con problemas con la diabetes, aunque sí tuvo que tener más precaución a la hora de afrontar complicaciones en las carreras: “He tenido problemas derivados o asociados a la diabetes. Además del peso de la mochila en el primer desierto, en el segundo, me equivoqué de calzado y tuve heridas en los pies. Al ser diabética me podía dar infecciones y si las heridas iban a más tendría que abandonar. No fue algo que pasó por la diabetes, sino porque yo me equivoqué de zapatillas, pero sí que la diabetes hizo que eso fuera más importante. Al final, las ampollas siguieron igual y no fueron a peor, aunque me dolían muchísimo, pude seguir. Por suerte, ni en el tercero ni en el cuarto, que era el más desconocido climatológicamente, tuve ningún problema”.

Aunque Bea es una apasionada del deporte, su aventura corriendo empezó en 2006 cuando se aficionó al running tras haber practicado esquí. Desde entonces no ha parado de añadir kilómetros a sus piernas: “Empecé por carreras populares, pero siempre me gustó mucho la montaña. A través del alpinismo la descubrí en su versión más pura. Cuando juntas las carreras y la montaña es una combinación perfecta. En 2007, participé en mi primera carrera de larga distancia y ahí fue cuando descubrí que realmente me gustaba. Era un poco mi filosofía de vida, todo aquello a lo que dedicas esfuerzo al final lo consigues y es un poco lo que es la larga distancia”. Esta catalana explica lo que significan este tipo de carreras para ella: “Esto no es correr, mucha gente que es muy buena corriendo a las 10 o 15 horas para. No es sólo correr, es un deporte que es mucho más que correr, es más mental que físico”.

Bea sigue trabajando la mente y el cuerpo para continuar “durante unos cuantos años más”. Cuida su alimentación como atleta y como diabética y saca fuerzas para combinar trabajo, deporte y estudios: “Duermo mucho menos de lo necesario. Me muevo por la ilusión de poder llegar a todo.Estudio comunicación, trabajo, soy juez de carreras de montaña, organizo carreras… Todo esto son proyectos que me ilusionan, que me gustan e intento que me mueva la ilusión. Evidentemente, también renuncias a muchas cosas, sobre todo, al tiempo que dedicas a la gente que más quieres”. Con el apoyo de su familia y amigos, a sus 33 años, Bea ya tiene en mente alguna que otra carrera para 2015, pero de momento prefiere mantenerse cauta hasta saber seguro a cuáles acudirá. Piensa a cinco años vista y sólo se le pasa una cosa por la cabeza: “Seguir disfrutando y compitiendo todo lo que me permita la vida”.

Fuente: El Confidencial

A %d blogueros les gusta esto: