• Publicidad

  • 7ª Causa: ¡No a la restricción del material diabetológico!

  • Debut

  • Próximas actividades

  • Hazte voluntario

  • Introduce tu e-mail para recibir diariamente las últimas novedades.
    Según LOPD.

    Únete a otros 9.038 seguidores

  • Últimos Tweets @diabetesmadrid

  • (function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-46406703-1', 'diabetesmadrid.org'); ga('send', 'pageview');
  • Fotos de Flickr

    La diabetes en tu barrio 2014 · Todos Medios

    La diabetes en tu barrio 2014 · Nutricionista

    La diabetes en tu barrio 2014 · Mesa y Endocrinos

    Más fotos

El HUCA lidera la lucha contra la Diabetes

Doctora Investigando · Ambro · FreeDigitalPhotosOtros dos pacientes del HUCA se someterán los próximos días 5 y 10 de diciembre a la novedosa terapia celular que, mediante el uso de células de sangre de cordón umbilical, busca aliviar los efectos de la diabetes más aguda, la que obliga a los enfermos a inyectarse insulina a diario. Tal y como adelantara EL COMERCIO, el Hospital Central de Asturias inició esta misma semana un programa pionero que puede abrir nuevos e importantes caminos a nivel mundial en la lucha contra la diabetes, una enfermedad que sufren cerca de 75.000 asturianos, de los que se estima que un 8% son insulinodependientes.
El ensayo clínico puesto en marcha en el HUCA, que aplicó con éxito esta técnica a dos pacientes con diabetes en sesiones desarrolladas los pasados martes y miércoles, se extenderá desde Asturias hacia otras partes del mundo. La idea es que el HUCA actúe de plataforma para protocolos similares que se llevarán a cabo en centros sanitarios de Europa y también de América.
La técnica que según varios expertos consultados puede revolucionar los tratamientos para la diabetes, ha sido ideada por un equipo de la Universidad de Illinois, en Chicago, Estados Unidos, que ha demostrado la utilidad de las células de sangre de cordón umbilical para detener el proceso autoinmune que se produce en la diabetes tipo I (la insulinodependiente) y, además, para estimular la regeneración de células de insulina.
La primera aplicación práctica, la que dio origen a ensayos clínicos posteriores (entre ellos, el que desarrolla ahora el HUCA), se llevó a cabo en el Hospital General del Mando Militar de Jinan, en China. Su mentor, con el que días atrás conversó EL COMERCIO, es el endocrinólogo y experto en metabolismo Yong Zhao, de origen chino, pero que trabaja en la Universidad de Illinois, desde donde dirige la investigación sobre terapia celular y diabetes. El procedimiento puesto en marcha en Asturias llegó al HUCA de la mano del coordinador regional de trasplantes y responsable de la Unidad de Terapia Celular y Medicina Regenerativa, Jesús Otero, que contactó con el equipo norteamericano tras leer en febrero pasado los resultados de su investigación en la revista BMC Medicine.
Reeducar linfocitos T
El procedimiento empleado en esta terapia celular, que la Asociación Americana de Diabetes no dudó en calificar de «rompedora», consiste en aislar las células madre de cordón umbilical y cultivarlas en un dispositivo diseñado para ello y que su autor, Yong Zhao, denominó ‘stem cell educator’ (una especie de reeducador de células). Estas células se encargan, precisamente, de reeducar a los linfocitos T para que dejen de actuar de manera autodestructiva contra el sistema inmune, dando lugar a la diabetes infanto-juvenil.
El dispositivo ideado por el grupo de Illinois hace que los linfocitos T, en contacto con las células del cordón umbilical, sean ‘reeducados’ y dejen de destruir las células beta del páncreas, las que producen insulina.
El procedimiento consiste en aislar las células madre de cordón umbilical y cultivarlas en el ‘stem cell educator’, similar a una máquina de diálisis. Una vez que se reúne el número suficiente de células (unas tres semanas después) se procede a realizar la terapia. Al paciente con diabetes se le conecta a una máquina de aféresis que separa los componentes sanguíneos, en este caso, los linfocitos T. Dicho componente, una vez extraído en su totalidad, pasa por el ‘stem cell educator’ y permanece durante dos y tres horas en contacto con las células madre de cordón umbilical que se encuentran pegadas en el dispositivo. Durante ese contacto tiene lugar la ‘reeducación’. Al finalizar el proceso los linfocitos se vuelven a introducir en el paciente. Todo el proceso dura unas siete horas. El HUCA tiene previsto aplicar esta terapia celular a 30 enfermos con diabetes y confía en mejorar el resultado de sus antecesores, que redujeron en un 25% la necesidad de uso de insulina.
Fuente: El Comercio
Click here to find out more!
%d personas les gusta esto: