• Publicidad

  • Publicidad

  • ¡Suscríbete!

    Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

  • Recetas por Raciones

  • Pulseras Solidarias

  • Consultorio Online

  • Hazte voluntario

CASO CERRADO · ¿Qué pasa si me voy de cañas?

Agroinformacion.com30052013_84521

Si acabas de aterrizar en este post, te puedes pinchar aquí para ver cuál era la pregunta a la que nos enfrentábamos.

Una vez ya todos enterados, os dejamos la respuesta al Caso Abierto “¿Qué pasa si me voy de cañas?”

Lo más probable es que esté pasando lo que ocurre en la respuesta número 3. Si al pedir una clara no especificamos que sea con una gaseosa con edulcorante (o sin azúcar), es muy probable que nos pongan limón (con azúcar) o algún refresco azucarado tipo Seven-Up®, Sprite®, o similares, por lo que nuestra glucemia aumentará irremediablemente con independencia del pincho acompañante.

De hecho, en algunas provincias la clara por definición es con limón, si queremos gaseosa debemos pedir una “blanca”. Por otro lado, es un error común pedir una clara con limón para aquellas personas que quieren bajar de peso, puesto que el aporte energético de una cerveza con un refresco azucarado es mayor que con una caña normal y corriente.

En cualquier caso, otro punto a tener en cuenta es la respuesta número 2. No es lo mismo picar un poco de chorizo que acompañar nuestro momento de gloria gastronómica con unas patatas alioli. Otras opciones son las respuestas 4 y 5. El vino, consumido con moderación, ha demostrado propiedades cardiosaludables, por lo que es desde luego una buena elección. El cambio de cafetería, sobre todo si queda unos 500 metros más lejos, sería una gran decisión y haríamos, además, un beneficioso extra de ejercicio físico ;)

Fuente: Revista Entre Todos nº88.

Autor: Dr. Roi Piñeiro


 

Si tienes alguna duda sobre alimentación, os recordamos que contamos con una Asesoría en Nutrición especializada en diabetes con precios especiales para nuestros Socios.

Cerveza 0,0 o light: Tienen menos alcohol y calorías, pero no es lo mismo light que “sin alcohol”

CervezaLa cerveza es una bebida refrescante compuesta fundamentalmente de agua, malta de cebada y lúpulo y cuya relativamente baja graduación alcohólica (las más consumidas tienen en torno al 4,5% de alcohol, menos de la mitad del vino pero en ningún caso despreciable) es uno de sus principales atractivos. Estos últimos años, el mercado se ha visto inundado de cervezas con distinta denominación comercial y menor grado alcohólico que las convencionales. A las “sin alcohol” les siguieron las 0,0%, que son más de lo mismo para la legislación aunque contengan aún menos alcohol que las “sin”; después llegaron las cervezas light, que además de reducir su aporte calórico rebajan también su graduación alcohólica y se quedan en una posición intermedia entre las “sin” y las normales.

CONSUMER EROSKI ha llevado a laboratorio y sometido a cata 9 muestras de cerveza: cuatro “sin alcohol” (Buckler, Laiker, Kaliber y Cruzcampo); tres denominadas “0,0%” (Free-Dam, Buckler y San Miguel) y dos, light (Mahou y Cruzcampo). Se comercializan en packs de 6 botellas de cristal de 0,25 litros, excepto Mahou light que se vende por separado en botella de cristal de 33 centilitros. Emplean, salvo San Miguel 0,0%, además de los ingredientes básicos (agua, malta de cebada y lúpulo), maíz o arroz y aditivos. Sabido es (y así lo ha comprobado este análisis) que el valor nutritivo de la cerveza es insignificante. No puede considerarse un alimento porque su contenido en proteínas, carbohidratos y minerales es irrelevante para nuestra dieta, y sólo cabe mencionar su modesta aportación de vitamina B9. También se ha constatado que las diferencias nutricionales entre estas cervezas son poco significativas. Las nueve aportan, y eso sí es una ventaja, hasta dos veces menos calorías que un refresco no light. Y es precisamente en el poder energético donde se manifiesta -soslayando la graduación alcohólica- la mayor diferencia entre las cervezas estudiadas: según la cerveza de que se trate, aportan entre 12 y 30 calorías cada cien mililitros. Beber un litro (tres botellines) de Mahou light representa ingerir 300 calorías, mientras que la misma cantidad de Free-Damm (cuatro botellines) equivale a sólo 120 calorías. Las menos energéticas son las cervezas 0,0% (aportan entre 12 y 23 calorías cada cien mililitros), seguidas de las “sin alcohol” (entre 21 y 24 calorías cada cien mililitros) y las light (una aporta 30 y otra 26 calorías cada cien mililitros).

TABLA COMPARATIVA

Cruzcampo (Light) Mahou (Light) Buckler (Sin alcohol) Laiker (Sin alcohol) Kaliber (Sin alcohol)
Denominación de venta Cerveza light Cerveza light Cerveza sin alcohol Cerveza sin alcohol Cerveza sin alcohol
Formato (litros) 1,25 (6×0,25) 0,33 1,25 (6×0,25) 1,25 (6×0,25) 1,25 (6×0,25)
Precio (euros/litro) 1,62 1,76 1,33 1,32 1,41
Etiquetado Correcto Correcto Correcto Correcto Correcto
Grado alcohólico real (% vol.)1 2,4 3,5 0,8 0,9 0,7
Extracto seco (g/100g) 3,3 2,7 4,2 4,9 4,5
Proteína (g/100g) 0,2 0,3 0,3 0,2 0,3
Cenizas (g/100g)2 0,1 0,1 0,1 0,1 0,1
Carbohidratos (g/100g)3 3,0 2,3 3,8 4,6 4,1
Valor energético (cal/100 ml) 26 30 21 24 21
Acidez total (% como láctico)4 0,2 0,2 0,2 0,2 0,2
pH5 3,9 3,9 4,4 4,2 4,5
Cata (de 1 a 9) 6,5 5,9 6,4 6,6 6
Cruzcampo (Sin alcohol) San Miguel (0.0) Free-Damm (0.0) Buckler (0.0)
Denominación de venta Cerveza sin alcohol Cerveza sin alcohol Cerveza sin alcohol Cerveza sin alcohol
Formato (litros) 1,25 (6×0,25) 1,25 (6×0,25) 1,25 (6×0,25) 1,25 (6×0,25)
Precio (euros/litro) 1,45 1,35 1,36 1,41
Etiquetado Correcto Correcto Incorrecto Correcto
Grado alcohólico real (% vol.)1 0,6 Menor que 0,01 Menor que 0,01 0,07
Extracto seco (g/100g) 4,6 5,8 3,0 4,7
Proteína (g/100g) 0,3 0,3 0,2 0,3
Cenizas (g/100g)2 0,1 0,1 0,1 0,1
Carbohidratos (g/100g)3 4,2 5,4 2,7 4,3
Valor energético (cal/100 ml) 22 23 12 19
Acidez total (% como láctico)4 0,2 0,2 0,2 0,2
pH5 4,3 4,2 3,6 4,4
Cata (de 1 a 9) 6,2 5,4 6 5,8

1. Grado alcohólico: las cervezas sin alcohol deben tener menos del 1% v/v (ml de alcohol/100 ml de cerveza).

2. Cenizas: dan una idea aproximada del contenido en minerales. M‡ximo permitido: 0,4% en masa.

3. Carbohidratos: el máximo permitido es 7,5% en masa.

4. Acidez total: el máximo establecido por la norma es 0,3% ácido láctico.

5. pH: la norma fija que debe de estar comprendido entre 3,5 y 5.

Fuente: Consumer Eroski

Imagen: FreeDigitalPhotos.net