8 consejos para caminar

road-749528_1280

1.Calzarse adecuadamente: : Es muy importante llevar unas zapatillas adecuadas cuando se realiza la caminata como ejercicio. Las suelas deben ser flexibles y de la talla correcta, debiendo cambiar de zapatillas, al menos una vez al año. Lo mejor es acudir a expertos en dicha materia y consultar sobre las propias necesidades y la talla adecuada, de esta forma se evitarán posibles lesiones en los pies y en las piernas.

2.Vestirse de forma adecuada: La ropa ha de ser amplia y con un tejido que favorezca la transpiración. También es conveniente vestirse con varias prendas superpuestas (una camiseta, un jersey, un impermeable…), colocadas por capas, que se puedan quitar y llevar, sin que resulten un estorbo. En cuanto al color, la vestimenta ha de ser vistosa y, si la caminata se realiza por la noche, es necesario que sea fluorescente, similar a la de los ciclistas. Durante el día, es muy importante protegerse del sol, con un gorro, unas gafas y crema solar adecuada.

3.Caminar con flexibilidad: Unas zapatillas flexibles serán de ayuda pero, aun así, los pasos han de darse de forma relajada, uno tras otro, permitiendo un movimiento natural y flexible de los pies.

4.Caminar con una postura recta: Si se camina con el cuerpo inclinado, hacia delante o hacia atrás, se pueden producir lesiones de espalda o de cuello. Se recomienda caminar recto, con los hombros relajados, la barbilla recta y en paralelo al suelo. Si a la persona que camina le cuesta andar recto, debería realizar ejercicios abdominales para fortalecer los músculos.

5.No dar pasos demasiado grandes: Muchas personas, cuando empiezan a caminar, pretenden dar grandes pasos y así llegar más lejos. Es un error, dado que se castigan los pies y los gemelos. Es preferible dar pasos más pequeños, de acuerdo con el tamaño de cada uno, durante más tiempo.

6.Andar con la cabeza levantada: Una buena postura permite respirar bien y mantener la línea corporal. La mejor postura sería la barbilla levantada, en paralelo al suelo y los ojos mirando unos 3 metros por delante.

7.No mantener los brazos quietos: Si los brazos se mantienen inmóviles, se corre el peligro de que las manos y los brazos se hinchen y, además, funcionen como freno. Los brazos deben estar en movimiento constante, con un movimiento en forma de péndulo. Con los codos situados cerca del cuerpo, los brazos se moverán hacia adelante y hacia atrás, pero sin cruzar la línea central del cuerpo y sin subirlos por encima del pecho.

8.Hidratarse: Es importantísimo beber agua antes, durante y después de la caminata. Como pauta, beberemos un vaso de agua 10 minutos antes de empezar a caminar, un vaso cada 20 minutos y al terminar, uno o dos vasos más. Evitemos bebidas con cafeína antes de andar, porque al causar una pérdida de líquidos, tendremos más sed y tendremos que parar a orinar durante el ejercicio. Si logramos caminar durante más de dos horas, tomaremos bebidas isotónicas para deportistas.

Fuente: Caminarpormadrid.com

Publicado en Deporte, Deporte destacados, Ejercicio y etiquetado , , .