Año Internacional de las Legumbres 20016

iyop2016-colour-es

Este año 2016, fue elegido por la Asamblea General de las Naciones Unidas como el “Año Internacional de las Legumbres”

El Año Internacional de las Legumbres 2016 se propone sensibilizar a la opinión pública sobre las ventajas nutricionales de las legumbres como parte de una producción de alimentos sostenible encaminada a lograr la seguridad alimentaria y la nutrición. El Año brindará una oportunidad única de fomentar conexiones a lo largo de toda la cadena alimentaria para aprovechar mejor las proteínas derivadas de las legumbres, incrementar la producción mundial de legumbres, utilizar de manera más apropiada la rotación de cultivos y hacer frente a los retos que existen en el comercio de legumbres.

La dieta es un pilar fundamental dentro de nuestro día a día, nos ayuda a estar mejor, llevar hábitos de vida saludables y a prevenir o controlar enfermedades como la diabetes tipo 2. Las legumbres son un alimento rico en nutrientes que, como parte de una dieta saludable pueden ayudar a combatir la desnutrición en los países desarrollados y en desarrollo.

Desde la FAO, Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, nos recuerdan todos los beneficios de este alimento con los siguientes puntos a destacar:

1. Llenas de nutrientes saludables

Increíblemente ricas por su valor nutricional, las legumbres son pequeñas pero están cargadas de proteínas (el doble que el trigo y tres veces más que el arroz). Las legumbres también son ricas en hidratos de carbono complejos, proteínas y micronutrientes, vitaminas del grupo B, que son partes vitales de una dieta saludable. Bajas en grasas y ricas en fibra, legumbres son excelentes para controlar el colesterol, la salud digestiva y la regulación de los niveles de energía.

2. Un tónico para el cuerpo

Además de tener pocas calorías (260-360 kcal/100 g de legumbres), las legumbres son ricas en hidratos de carbono complejos y fibra, lo que significa que se digieren lentamente y dan una sensación de saciedad. Las legumbres proporcionan una energía constante, de combustión lenta, mientras que su contenido de hierro ayuda a transportar el oxígeno por todo el cuerpo, lo que aumenta la producción de energía y el metabolismo. La fibra de las legumbres no es generalmente absorbida por el cuerpo y por lo tanto aumenta el volumen de las heces y el tránsito. La fibra también sirve para unir toxinas y colesterol en el intestino por lo que estas sustancias pueden ser eliminadas del cuerpo. Esto mejora la salud del corazón y reduce el colesterol en la sangre.

3. Una combinación perfecta

La proteína de las legumbres es alta en lisina y baja en aminoácidos que contienen azufre. La proteína de los cereales es baja en lisina, pero alta en aminoácidos que contienen azufre. Esta combinación ofrece una proteína de alta calidad, una proteína completa. Esto significa que el cuerpo necesita menos proteína para satisfacer sus necesidades, lo que mejora la nutrición, especialmente en las comunidades de bajos ingresos, donde la disponibilidad de otras fuentes de proteínas, como las proteínas animales, son limitadas.

web_FAO-Infographic-IYP2016-3-Health Benefits of Pulses-hight-re

Todos estos beneficios se convierten en buenas razones para introducir las legumbres, como judías, garbanzos, lentejas, etc, dentro de nuestra dieta.

Fuente: FAO

Publicado en Alimentación y etiquetado , , .