Aplicación de la Hipnosis en la Diabetes

Comparte esta entrada...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

hipnosis_diabetes_madrid

La hipnosis es una técnica clínica que se utiliza en el tratamiento de algunos problemas psicológicos y físicos y consiste, fundamentalmente, en usar la sugestión para mejorar dichos problemas.

Sin embargo, las creencias erróneas y distorsionadas sobre la misma, que a veces nos la presentan como algo esotérico, como una forma de controlar la mente o inducir a hacer cosas que no queremos, ha impedido que se utilice más en el ámbito psicológico y médico.

El objetivo terapéutico en la hipnosis es cambiar el punto de vista cognitivo, emocional y fisiológico con el cual se experimenta una situación que se vive como negativa o perturbadora, para ubicarla en un encuadre más sano y menos doloroso, modificando así todo su significado. La hipnosis implica un cambio en la conciencia.

La hipnosis se puede utilizar en trastornos psicológicos (ansiedad, depresión, fobias, trastornos de la alimentación…), en el tratamiento del dolor, en trastornos del sueño, en tabaquismo, en abusos, agresiones o disfunciones sexuales, incluso en cirugía y odontología.

La puerta de entrada más habitual para la hipnosis suele ser la relajación, utilizando técnicas de inducción hipnótica que llevan a profundizar cada vez más en el estado de relajación y a estar más receptivo/a a las sugestiones posteriores. La administración de las sugestiones debe tener un objetivo clínico específico que el/la terapeuta ha establecido junto al/la paciente anteriormente. La salida del estado hipnótico no se debe hacer de una forma brusca, sino pausada y adaptada al/ la paciente.

A través de la hipnosis se puede llegar también a la autohipnosis, que es la capacidad de autoadministrarse sugestiones determinadas que ayudan a la persona a enfrentarse a situaciones estresoras o ansiógenas de la vida cotidiana y a tener una mayor sensación de autocontrol y autoeficacia, lo que mejora la calidad de vida en general.

Existen varios estudios sobre la eficacia de la hipnosis en la diabetes, aunque todavía son necesarias más investigaciones que evalúen completamente tal eficacia.

  • La diabetes en sí puede ser un estresor que agrave el control de la misma. La hipnosis puede ayudar en el manejo de la ansiedad y la reducción del estrés mejorando el control metabólico.
  • Así mismo, puede ayudar en la adherencia al tratamiento y en la regulación de la glucosa en sangre a través de sugestiones oportunas y el favorecimiento de la relajación profunda.
  • Se ha usado la hipnosis en el tratamiento de la obesidad con resultados positivos. El control del peso es un factor importante sobre todo en la diabetes tipo 2.
  • La hipnosis puede ser eficaz en el aumento del flujo sanguíneo, ya que el sistema vascular es sensible a los estímulos psicológicos. Puede ayudar en el tratamiento del pie diabético.
  • El dolor neuropático también es susceptible al tratamiento con la hipnosis. En este caso, hay un amplio número de estudios que demuestran la eficacia de esta técnica en el control del dolor, tanto del dolor agudo como del crónico.

En conclusión, se puede afirmar que la hipnosis es un procedimiento eficaz para controlar una amplia variedad de síntomas y dolencias, puede tener ventajas de larga duración y no presentar ningún efecto secundario. Debería incorporarse con más frecuencia en la atención clínica, tanto médica como psicológica.

Por último, si nos decidimos a utilizar esta técnica, es necesario que nos pongamos en manos de profesionales especializados y con experiencia en l@s que podamos confiar plenamente.

Fuente: Revista Entre Todos nº 85

Autora: Mª José Merenciano, Asesoría Psicológica

Comparte esta entrada...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Autor entrada: