Dando respuesta a las necesidades de los mayores con diabetes tipo 2

Dando respuesta a las necesidades de los mayores con diabetes tipo 2

Durante los meses posteriores a la pandemia de la COVID, una gran mujer y amiga se puso en contacto conmigo diciéndome: “Carmen te lanzo un S.O.S. porque los mayores de hoy necesitamos que alguien haga ver a los sistemas sanitario y social que nuestras necesidades, sobre todo tras la aparición del COVID y con una ola tras otra, no están siendo cubiertas y no obtenemos ni escucha ni respuestas coherentes”.

Posteriormente y tras esta alerta, haciendo el documento de instrucciones previas, otras personas, durante la entrevista del acto del otorgamiento, me confesaban que tenían ya una edad, y que percibían que era necesario dejar escrito en un documento sus deseos para el final de su vida, con el fin de que los profesionales médicos no hiciesen lo que ellos creían, sino que cumpliesen con su voluntad. Su deseo era que no se practicasen medidas fútiles, ni desproporcionadas al final de su vida, sencillamente porque para ellos, no querían lo que veían pasar a sus amigos en el sistema sanitario, no querían que terceros fuesen quienes  decidiesen según su criterio.

Otro caso que me hizo reflexionar, una señora de más de 93 años, que vivía en su casa, atendida por su cuidadora, y que reiteradamente manifiesta a los profesionales de salud y sociales “que no quiere ir a una residencia, tengo mis ahorros para esto”, que tenía dinero, que no tenía hijos, solo un familiar lejano que nunca la visitaba.  Ella, lo decía, quería estar en su casa con la asistente que la cuidara hasta el final pero en su domicilio, sin embargo, en un momento concreto, por un proceso de salud, alguien decide, por su “protección”, que es preciso hacerle un ingreso involuntario en una residencia, allí donde ella nunca hubiese querido ir, allí se la llevó.

Ejemplos claros relacionados con que existen diferentes prismas para abordar la salud y la protección de la vida. Por un lado, profesionales que plantean que en pleno siglo XXI tenemos servicios centrados en las personas y parece que claramente hay una huida del paternalismo, pero por otra, es lo que se percibe por los ciudadanos, quienes sienten que sufren este paternalismo y algunos, cuando se discrepa o se protesta por seguir con este enfoque, se nos acusa de ejercer el buenismo.

Las personas pueden tener un problema de salud como Diabetes tipo 2, pero esto no las hace diferentes en sus necesidades integrales como ciudadano que utiliza servicios y esta utilización tiene como base el valor que los ciudadanos damos a nuestra autonomía.

Este artículo lo vamos a dedicar a dar visibilidad al S.O.S lanzado por alguien que se ha denominado a sí misma perteneciente al grupo de los Nuevos Mayores de nuestro país.

Este grupo pone en valor la necesidad de decidir, el huir de la infantilización, promover el participar y decidir. El grupo que lucha porque se les tenga en cuenta, protesta ante el edadismo persistente y aunque tengan algunos déficits esperan que se hagan adaptaciones consecuentes y facilitadoras de la participación de los mayores porque son ciudadanos de primera como los demás.

 D. Carlos San Juan con su lema: “Soy mayor, no idiota” un hombre jubilado de 78 años residente en Valencia y que recogió más de 300.000 firmas, con las que pidió “un trato más humano en las sucursales bancarias”, pertenece a esta nueva generación de mayores que reclaman sus derechos, y que exige que se responda a sus necesidades sentidas, desde su mirada y no desde enfoques en los que solo se les considera espectadores, donde nadie les pregunta como lo que son, clientes. Él con su protesta puso de manifiesto la desigualdad que genera la relación entre los mayores y la tecnología que da puerta de entrada a las Organizaciones de Servicios, a las Instituciones ya sean públicas o privadas, es decir, cómo esta población se enfrenta a la brecha digital.

Igual que D. Carlos dio luz a las dificultades de accesibilidad al mundo bancario, este tipo de barreras surgen en el acceso a los servicios sociales, a los servicios sanitarios y su supuesta accesibilidad tecnológica. Allí donde casi es imposible llegar a comunicarse o expresar las necesidades porque simplemente una herramienta tan sencilla como el teléfono, hoy es casi imposible conseguir de ella una respuesta.

Los Nuevos Mayores plantean que es imposible hablar con alguien para que te escuche o te atienda, esto es parte de las necesidades trasladadas en el S.O.S de mis interlocutoras, es parte de sus reivindicaciones, no sentiste discriminadas, crear sistema para poder acceder desde la igualdad y la equidad, que alguien les responda por teléfono y no con S.M.S. confusos y contradictorios. Quieren no hablar solo cuando el profesional lo propone, sin embargo, los mayores también necesitan un teléfono al que llamar y obtener respuestas de otro ser humano y no de una maquina agotadora.

Para comprender que necesitan las llamadas “Nuevas Mayores”, podríamos fijarnos en el libro de Anna Freixas, “Yo Vieja”. En esta publicación, Anna hace un recorrido por los derechos humanos en la vejez y, concretamente, por los derechos de las mujeres, sintetizados en tres principios: la libertad, la justicia y la dignidad.

Es imprescindible pensar que existe una nueva generación de mujeres mayores que van estrenando libertades, para las que mantienen su dignidad, para las ancianas que mientras se desplazan por el calendario son capaces de escudriñar la vida y las relaciones cotidianas con perseverancia y agudeza, tal y como dice la reseña del libro.

Las Nuevas Mayores que me han lanzado su S.O.S, que hoy en día viven en las residencias de mayores, piensan que con el COVID, tras seis olas, cuatro años después y con tres o cuatro dosis de vacunas administradas, algo debería de haber cambiado en las normas impuestas en el ámbito residencial, pero no fue así y lo vivieron con impotencia. Y lo peor es que creen que si hay otro repunte, se volverá hacer lo mismo y esto les angustia.

Sienten que se les impidió moverse, que se les aisló sin razón, contra su voluntad, con la excusa de protegerlas, pero nadie les preguntó si lo compartían o si estarían dispuestas a hacer otras cosas, asumir riesgos; quieren aportar su experiencia para buscar el equilibrio entre el ejercicio de sus libertades y la seguridad sanitaria.

No se sintieron consultadas, se les obligaba a comer en su habitación y se les impedía salir a la calle a dar un paseo, a ir de compras, al cine o a una cafetería y se preguntan ¿por qué esto se hace con las personas mayores que vivimos en las residencias? ¿por qué, si los demás viven su vida nosotras, no? Sentimos no protección sino discriminación.

Una de ellas, en esta conversación me planteaba: “He trabajado en hospitales con Unidades de Infecciosas y en estos centros, teníamos protocolos y procedimientos para prevenir contagios y ¿por qué esto no se aplica al ámbito residencial y se hace como al resto de la sociedad, en vez de impedirnos movernos libremente? ¿por qué yo no puedo salir, me siento secuestrada?  y  me pregunto… ¿dónde está mi libertad? Pero, por favor, esto que digo debe ser anónimo porque no quiero represalias”.

Una preocupación más manifiesta es la falta de un enfoque integral, “Los aislamientos seguramente han afectado tanto a los residentes, que también algunos se murieron de pena y de soledad. Nos preguntamos, si una situación como la de la pandemia vuelve, ¿qué hemos aprendido sobre el peligro de mantener a los mayores aislados? ¿del dolor y la pena provocada? Y…¿se nos tratará igual que entonces? ¡No puede ser! ¿qué vais hacer las enfermeras?” Estas fueron sus preguntas pidiéndome ayuda y posición.

Todavía se considera la salud física el elemento clave primordial y se abandona el concepto de salud integral y la visión autonomista. “Las personas mayores somos mayores, pero no tontas y queremos tomar decisiones, participar y que se tengan en cuenta nuestros deseos, nuestras decisiones, aunque los profesionales no las compartan”.

Estas mujeres sienten que lo que se hizo mayores constituye discriminación y se estuvo produciendo una infantilización de los mayores. Además, en su opinión, supone un rechazo social hacia las personas mayores, a los que se les culpa, únicamente por el hecho de serlo. Buscan hacer saber cómo ellas están percibiendo el ámbito de las residencias de mayores hoy. Plantean también su preocupación sobre qué es y qué no es una residencia de mayores.

Una residencia para personas mayores es un centro de servicios sociales, no hospitalarios, con independencia de que deba de tener enfermeras durante todo el tiempo, las enfermeras son profesionales del cuidado y esenciales como garantes en la seguridad de la cobertura de necesidades de salud, para que estas necesidades se cubran de manera óptima, pero tener enfermeras no significa medicalizar.  Da igual que los residentes tengan uno o cinco problemas de salud y que estos estén controlados o que la persona tenga la capacidad de autogestionarlos, para las instituciones residenciales de hoy da igual, pero debe promoverse la atención más individualizada y participativa.

Tal y como plantea esta Nueva Generación de Mayores, todos los mayores no están en un mismo rango de edad, y han de adecuarse a unas normas muy concretas para ser cumplidas por todos -horarios, comidas, menús, etc. Este tipo de regímenes afecta a la autonomía y es preciso encontrar el equilibrio entre el orden y la participación individualizada y adaptada a las necesidades individuales.

Los servicios de hoy no son glamurosos ni a la carta, se disponen de un pequeño espacio privado, de unos 12 m2, no son personalizados ni tiene espacio la libertad y la opinión. Esta al menos es su percepción, la percepción de las mujeres residentes de una Nueva Generación de Mayores.

Se proponen como alternativa extender la independencia y la autonomía de las personas mayores al máximo prolongando la estancia en viviendas independientes el máximo posible, con modelos de atención centrados en las personas, radicalmente nuevos, y con unidades de convivencia mucho más pequeñas, asimilables a unidades familiares.

Garantizar el apoyo real de los centros de Atención Primaria en el mundo residencial, proporcionando de manera real los servicios de la cartera del Sistema Nacional de Salud,  a los que todo ciudadano con tarjeta sanitaria tiene derecho, son más que suficientes para garantizar una cobertura de salud adecuada.

Ser mayor no significa estar necesariamente enfermo, o ser incapaz de autogestionar su salud, la realidad es que nadie quiere vivir en un hospital y por tanto, el ámbito residencial debe de encontrar equilibrio entre la salud, el bienestar, el autocuidado y la seguridad. En este punto, es claro el trabajo a desarrollar por las enfermeras generalistas y las enfermeras especialistas en geriatría como un plus en la seguridad del cuidado de la salud de los residentes.

Existe una generación Nueva de Mayores que se encuentran hoy con estructuras que no responden a sus necesidades. Una generación que defiende su derecho a la accesibilidad real a los servicios públicos, sin cortapisas y adaptada a sus capacidades.  Un grupo de personas que quieren participar, que quieren un trato en igualdad y que quiere gestionar y decidir porque puede y dispone de herramientas personales.

Ojalá, este artículo contribuya a la reflexión de los expertos y sepamos responder a estos Nuevos Mayores.

Gracias por confiarme vuestras preocupaciones para que yo sea vuestra voz.

Autora: Dra. Carmen Ferrer Arnedo
Enfermera Jefe del Servicio de AP del Hospital Central Cruz Roja de Madrid
Presidenta de AMAS (Asociación Madrileña de Administración Sanitaria)
Publicado en la Revista Entre Todos. Si quieres recibir o descargar la revista, hazte socio)

Comparte esta noticia:

Mantente al Día con nuestra Newsletter sobre Diabetes

Únete a nuestra comunidad informada y da pasos firmes hacia un mejor bienestar.

Últimas publicaciones sobre Todas, Vivir con diabetes

Reducir el exceso de peso, piedra angular del tratamiento y prevención de la diabetes tipo 2

En la aparición y mantenimiento de la diabetes tipo 2 el exceso de peso desempeña un papel crucial que afecta a la inmensa mayoría de...

La importancia de la adherencia al tratamiento en personas mayores

La diabetes es una de las enfermedades con mayor prevalencia en el mundo que afecta anualmente a millones de personas e incide significativamente en su...

¿Podría remitir la diabetes tipo 2?

Hasta hace unos años hubiese sido impensable hablar de esta posibilidad. La diabetes siempre se había considerado una enfermedad crónica, para toda la vida. Sin...

Cuidado en personas mayores con diabetes y movilidad reducida

La inmovilidad se define como el descenso de la capacidad que tiene el individuo para realizar movimiento, provocando deterioro de la relación con el entorno,...

Consultorio online diabetes

Un equipo de médicos y enfermeras colaboradores de la Asociación Diabetes Madrid te darán consejos e indicaciones para mejorar tu control de la Diabetes.

Límites de Responsabilidad:

La información médica ofrecida en esta web tiene un carácter meramente formativo y educativo, y no pretende sustituir las opiniones, consejos y recomendaciones de un profesional sanitario. Las decisiones relativas a la salud deben ser tomadas por un profesional sanitario, considerando las características únicas del paciente.

Antes de que hacer algún cambio en el tratamiento de su diabetes o de la de su hijo, debe consultar a un endocrinólogo o diabetólogo o a otros profesionales médicos.

Programa de descuentos

Nuestros socios se benefician de descuentos exclusivos en artículos y servicios de utilidad para la persona con diabetes. Sólo tienes que mostrar tu carnet de socio para que el descuento se haga efectivo. En esta sección encontrarás la lista de empresas que ofrecen estos descuentos.

Recuerda que necesitas tu carnet para poder beneficiarte de todos los descuentos.

Clínicas y Médicos especialistas en Diabetes

Fundación de la Clínica Universitaria de la Universidad Rey Juan Carlos

20 % para los socios de Asociación Diabetes Madrid al presentar el carnet de
socio

Clínica Utrillas

10 % de descuento en la consulta presentando el carnet de socio (app)

Oftalmología

Clínica Baviera

50% de descuento en la primera consulta médica. (Consulta valorable en 85-
115 Euros. No acumulable a otras ofertas, promociones y ofertas especiales;
válida para la primera consulta, pruebas no incluidas. Vigencia hasta el 31 de
diciembre de 2019)

Podología

Clínica del pie Leven

20% de descuento en la primera consulta

Productos diabetes

GlucoUp! #Impulsatuenergia
  • 7% Descuento en todos los productos de nuestra WEB.
  • Descuento aplicable durante TODO el año, épocas de Rebajas y
    Ventas Especiales.
  • Gastos de envío GRATIS en entregas de pedido en ALCOBENDAS y SAN
    SEBASTIÁN DE LOS REYES (Madrid).
Diabetika

10% de descuento válido en todos los artículos de la tienda (excepto sensores y sistemas CGM libre, Dexcom, Medtrum. 

Totum Sport

20 % de descuento en todos los productos

Diabify

10 % de descuento en todos los productos

Ocio y viajes

Diverclick

La web privada que ofrece descuentos en los mejores espectáculos.
Descuentos de hasta el 50% en los principales eventos.

 

Para empezar a utilizar tus descuentos como miembro de la asociación de Diabetes de Madrid:

  1. Accede a la página www.diverclick.es/diabetesmadrid
  2. Introduce la clave que te proporcionaremos llamando al 91 570 62 43 o en el mail info@diabetesmadrid.org y tu email.
  3. En la primera compra crea tu usuario e introduce tu tarjeta de crédito (página de pago seguro)
  4. Recibirás tus entradas por e-mail y también las puedes descargar en tu área de usuario.
Agencia de viajes Álula

Solo Hotel 5% descuento
Viaje vacacional Europa (vuelo + hotel) 10% descuento.

Para poder beneficiarte de estos descuentos tienes que ser socio de la Asociación Diabetes Madrid. Llámanos al 91 570 6243 o escríbenos a info@diabetesmadrid.org para que te indiquemos el “código descuento” que deberás introducir para obtener esta oferta.

Gasolineras Galp

Galp Flota Business

Para poder beneficiarte de estos descuentos tienes que ser socio/a de la Asociación Diabetes Madrid. Llámanos al 91 570 62 43 o escríbenos a
info@diabetesmadrid.org para que te indiquemos el “código descuento” que deberás introducir para obtener esta oferta.

Las normas genéricas de la Tarjeta Galp Flota Business:
• La tarjeta Galp flota business no es un medio de pago. Sólo da derecho al
descuento si se presenta en el momento de la transacción.
• El descuento de tarjeta Galp flota business no puede acumularse al de otras
promociones. (Descuentos de supermercados, híper, etc).
• No se puede usar conjuntamente con otras tarjetas GALP de pago (Flota,
Frota, Paycard) o con tarjetas bancarias de Santander, Openbank, Catalunya
Caixa, Bankia, ING DIRECT , Caixa Galicia, Abanca, o de cualquier otra
entidad bancaria con descuentos aportados por Galp Energía España.
• El importe de la transacción resultante después de la bonificación debe
abonarse al contado o con otra tarjeta que sirva como medio de pago,
siempre que la tarjeta de pago no tenga una promoción de descuento
incompatible con la de tarjeta Galp flota business.
• Sólo pueden realizarse dos transacciones diarias.
• Mínimo de 20 litros para tener el respectivo descuento de su colectivo.
Descuento de 0.05€/lts .

Alimentación diabetes

Mia Bakery

15% de descuento para los socios

Dietética Ferrer

Descuento del 5% y sin mínimo de compra

Loco Polo

Ofrece a nuestros socios un 2 x 1 en la primera compra de polos diabéticos, 20% de descuento directo en futuras compras de polos diabéticos y 15% acumulable en el resto de productos

Servicios

Desde la Asociación queremos intentar cubrir las necesidades que puedan surgir en las vidas de las personas con diabetes. Contamos con especialistas que conocen muy de cerca la diabetes.

Consulta de Nutrición

91 570 62 43 | info@diabetesmadrid.org

Socios: 50 €
No socios: 70 €

Consulta nutrición y entrenador personal

 91 570 62 43 | info@diabetesmadrid.org

Socios: 1ª Consulta 56 €, resto 32 €
No socios: 1ª Consulta 70 €, resto 40 €
Opción de consulta presencial u online

Asesoría Psicológica

91 570 62 43 | info@diabetesmadrid.org

Socios: 1ª Consulta 35 €, resto 50 €
No socios: 65 €

Intérprete de lengua de signos

91 570 62 43 | info@diabetesmadrid.org

InformacióN

Uno de nuestros principales objetivos es ofrecer información actualizada a nuestros socios sobre el mundo de la diabetes.

A través de nuestros distintos canales de comunicación te mantendremos al día de las actividades, conferencias y talleres impartidos desde la Asociación, así como de las novedades y actualidad.

Actividades

La Asociación Diabetes Madrid lleva más de 40 años organizando actividades basadas en la educación y cuidado diabetológico.

En nuestras actividades contamos con profesionales de la Diabetes (médicos, enfermeras, nutricionistas y psicólogos).

Las actividades están orientadas a reforzar el conocimiento de los pilares de la Diabetes de la persona con Diabetes, sus familiares y amigos.