Diabetes y embarazo, ¿qué tipos de diabetes pueden coexistir?

diabetes_embarazo_adm

Durante el embarazo, y con el fin de garantizar el adecuado desarrollo, evolución y satisfacción de las demandas de energía del feto, se produce una serie de alteraciones fisiológicas a nivel metabólico en la madre que afectan sobre todo a los ácidos grasos y la glucosa. Se puede considerar que el embarazo es una “situación diabetógena”, es decir, que es capaz de generar diabetes, o una situación de resistencia/intolerancia a la insulina.

El embarazo supone modificaciones metabólicas, entre otras muchas:

  • Importantes cambios fisiológicos y anatómicos
  • Cambios en el metabolismo influidos por las hormonas placentarias:
    • Glucídico
    • Lipídico
  • Al inicio del embarazo aumenta la sensibilidad a la insulina porque:
    • Aumenta el almacenamiento de glucógeno
    • Aumenta la utilización de glucosa por el feto
    • Aumenta la utilización periférica de la glucosa
    • Disminuye la producción de glucosa por el hígado
  • Y al final del embarazo progresivo aumento de la resistencia a la misma por:
    • Hormonas gestacionales diabetógenas (lactógeno placentario, hormona de crecimiento, hormona liberadora de corticotropina, progesterona, prolactina, etc.)
    • Disminuir el ejercicio materno
    • Aumentar la cantidad de tejido lipídico materno
    • Aumentar la ingesta calórica

Si la madre no tiene diabetes, se produce un aumento en la secreción insulínica del páncreas que compensa esta resistencia. Si no se consigue normalizar el nivel de glucosa adecuadamente, se podrá desencadenar una diabetes gestacional o descompensar una diabetes pregestacional.

¿QUÉ TIPOS DE DIABETES PUEDEN COEXISTIR CON EL EMBARAZO?

La diabetes es la enfermedad metabólica más frecuentemente asociada al embarazo, ya sea porque la mujer ya tiene una diabetes previa (diabetes pregestacional tipo 1, tipo 2 u otros tipos de diabetes), ya porque desarrolle durante la misma una diabetes gestacional.

En cualquiera de estos casos, hay que controlar adecuadamente la diabetes, ya que repercutirá en el feto y en el recién nacido. Al conjunto de embarazo y diabetes se le considera “una gestación de alto riesgo”, y su seguimiento debería ser hospitalario.

DIABETES GESTACIONAL:

Es la intolerancia a los hidratos de carbono que aparece por primera vez durante el embarazo independientemente del curso que siga o del tratamiento que precise. Habitualmente es de más fácil manejo y control que la diabetes pregestacional. Se controla con alimentación, actividad física (si no está desaconsejada por otro motivo), autocontrol glucémico y, en caso de requerir medicación, están contraindicados los hipoglucemiantes orales, debiendo utilizar siempre insulinoterapia.

Aunque con frecuencia desaparece tras el parto, conlleva un riesgo elevado para que aparezca en embarazos posteriores y de desarrollo en años posteriores de diabetes tipo 2, junto con alteraciones asociadas a síndrome metabólico y elevado riesgo cardiovascular. Esto motiva que haya que realizar un seguimiento posterior de todas las mujeres con diabetes gestacional para valorar su evolución.

Según los antecedentes de la mujer embarazada, se estima su riesgo de desarrollarla, considerándose Riesgo elevado de diabetes gestacional si presenta alguna de estas condiciones:

 

  • Macrosomía en embarazo previo
  • Intolerancia hidrocarbonada o diabetes gestacional en embarazo previo
  • Grupo étnico de riesgo
  • Obesidad
  • Edad igual o superior a 35 años
  • Antecedentes de diabetes mellitus en familiares de primer grado

 

¿Cómo se diagnostica?

  • TEST DE O´SULLIVAN: A todas las mujeres embarazadas (salvo las que presentan ya diabetes pregestacional) se realizará el test para el screening entre la semana 24 y 28 de gestación. Además en las mujeres con criterios de alto riesgo descritos antes también se realiza en el 1º trimestre.

Consiste en medir la glucemia en ayunas y una hora tras la ingesta de 50 gr. de glucosa. Si esta última cifra es igual o > 140 mg/dl hay que realizar una Sobrecarga Oral de Glucosa con 100 gr. de glucosa (test de sobrecarga o SOG, o curva de glucemia).

Si la glucemia basal es ≥ 126 mg/dl en dos ocasiones o ante cualquier cifra superior a 200 mg. ya es diagnóstica de diabetes y no hay que realizar SOG.

Según la ADA, si glucemia igual o mayor a 92 mg/dl e inferior a 126 mg/dl, también se considera diagnóstica de diabetes gestacional.

  • SOBRECARGA ORAL DE GLUCOSA

Los protocolos varían en la actualidad según los países, se están haciendo estudios que probablemente determinen cambios.

  • Con 100 gr. de glucosa durante tres horas. El diagnóstico se confirma si hay dos o más datos elevados incluyendo el de ayunas. Si sólo un valor está por encima de los límites hay intolerancia a la glucosa y habría que repetir la prueba en 3-4 semanas.
  • Con 75 gr. de glucosa. Con un solo valor igual o superior a los límites establecidos se considera diagnóstico.

Según los países el protocolo puede ser distinto, en función de los riesgos concretos y los recursos de cada uno. Se están haciendo estudios, a raíz de los cuales es posible que se cambie esto, y se haga el diagnóstico con una sola curva.

 

TIEMPO Valores límite de glucemia
Con 100 gr.   de glucosa Con 75 gr. de glucosa
Basal 105 mg/dl 92 mg/dl
1h 190 mg/dl 180 mg/dl
2h 165 mg/dl 153 mg/dl
3h 145 mg/dl

 

DIABETES PREGESTACIONAL

Es la diabetes que ya existe previamente al embarazo. Por la edad joven de las mujeres en edad fértil, la mayoría de los casos son diabetes tipo 1, sin embargo cada vez hay más diabetes tipo 2. No requiere que se realice ninguna prueba diagnóstica durante el embarazo como sí sucedía para detectar la diabetes gestacional. Siempre se seguirá tratando con insulina.

Hay que valorar de forma significativa el grado de control metabólico previo al embarazo, los años de evolución de la diabetes, así como la presencia de complicaciones asociadas (neuropatía, retinopatía, nefropatía, hipertensión arterial u otras) que pueden interferir en el buen desarrollo de la gestación.

Fuente: Revista Entre Todos nº 88

Autora:Dra. Rosa Mª Servián

Educamos / por

Autor entrada: