Entrevista a Olga Sanz, psicologa y experta en psicoteriapia infanto-juvenil

Posted in: Psicología
Tags: ,
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Olga Sanz Font nació en Madrid en 1974, es Licenciada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, Master en Psicología Clínica y de la Salud por la Universidad Complutense de Madrid y Experta en Psicoterapia Infanto-Juvenil. Desde el año 2000, trabaja como psicóloga clínica en el ámbito privado atendiendo psicológicamente a personas con diabetes.

Le diagnosticaron diabetes a los 23 años, especializándose profesionalmente en este campo a partir de su estancia como psicóloga en el Servicio de Endocrinología Pediátrica del Hospital Ramón y Cajal de Madrid; donde actualmente sigue colaborando.

Autora del Manual: “La diabetes de mi hijo”. Manual de apoyo psicológico para padres de niños y adolescentes con diabetes con diabetes tipo1.

Colabora regularmente con distintas entidades, Fundación para la Diabetes, S.E.D, Asociaciones de diabetes: Asociación de Diabéticos de Madrid y ANADIS.

 

  1. Preocupaciones más frecuentes de los padres ante el diagnóstico de la diabetes en un hijo

Algunas de las preocupaciones o temores más frecuentes cuando se informa de la diabetes a los padres son:

  • El primer pensamiento es, si podrá morir a causa de dicha enfermedad
  • Cambio en el modo de considerar al hijo: de tener un hijo sano a tener un hijo con una enfermedad incurable.
  • Miedo y angustia ante el futuro del niño; ¿será capaz de cuidarse durante, en principio, toda su vida?,¿Qué complicaciones tendrá?.
  • Organizar quién se ocupará del tratamiento del hijo el tiempo que pasa fuera de casa (colegio, cuidadores)

 

  1. ¿Cuál debe ser el papel de los padres en el manejo de la diabetes de su hijo?
  • En todo momento, tanto en el diagnóstico como más adelante, es muy importante que el niño perciba que se le valora independientemente del tener diabetes.
  • El hijo ha de aprender a manejar la diabetes como aprende otras tareas en su vida. Valorando sus opiniones; que el niño opine y ayude a buscar soluciones ante las dificultades que se pueda encontrar y que sean tomadas en cuenta.
  • Que se sienta como un niño más, enseñándole poco a poco que es capaz de hacer las tareas que su tratamiento requiere y que puede cuidar de sí mismo.
  • Establecer unas reglas claras con el tratamiento de la diabetes pero permitiendo excepciones en algunas ocasiones.
  • Fomentando la comunicación con él hijo. Hablando con él todo lo que pueda acontecer acerca de su enfermedad, dudas o preocupaciones que le puedan surgir. Comentando los problemas de la diabetes de vez en cuando con vuestro hijo, pero no con excesiva frecuencia y siempre buscando soluciones a dichos problemas.
  • Enseñándole a valorar por sí mismo sus resultados y a que tome decisiones al respecto, implicándole de forma gradual en el tratamiento en función de su edad y madurez (haciéndose los controles, preguntando sus dudas al médico, etc.).
  • Felicitándole por las cosas que hace bien relacionadas con su tratamiento. Enseñándole a sentirse orgulloso por sus avances (reforzando cada paso que den en pro de la diabetes).
  • Ante el fracaso, hacerle ver el lado positivo de las cosas. Un valor alto de azúcar en sangre no es una catástrofe, sino una oportunidad para aprender.

 

  1. Las dificultades con las que se encuentran los padres para afrontar el debut de la diabetes en su hijo, ¿surgen más por el entorno social o por sus propios miedos?

Suelen darse los dos tipos de dificultades. Por un lado respecto al manejo del hijo el tiempo que pasa fuera de casa, y por otro, respecto a los miedos propios de los padres

 

  1. ¿Todos los niños con diabetes y sus padres requieren apoyo psicológico?

No, necesariamente.

 

  1. Psicológicamente, ¿cómo suelen encontrarse tras el diagnóstico?

Los padres suelen encontrarse en estado de shock hasta que van asimilando la nueva situación

 

  1. ¿Cuánto tiempo suele ser necesario este apoyo para que la familia asuma y se adapte a la nueva situación?

El proceso de adaptación a la diabetes se desarrolla a través de distintas fases:

  • Fase 1: Negación de la enfermedad

La negación ayuda a amortiguar el dolor ante una noticia inesperada e impresionante: “Se han equivocado”, “mi hijo no tiene diabetes”.

  • Fase 2: Rebeldía o ira

Etapa en la que surgen todos los por qué. Es una fase difícil de afrontar para los padres y todos los que los rodean; esto se debe a que la ira se desplaza en todas direcciones, aún injustamente, buscándose a menudo alguien a quien culpar de la diabetes.

“¿Por qué le ha tocado a mi hijo? no se lo merece”.

  • Fase 3: Negociación

Ante la dificultad de afrontar la difícil realidad, surge la fase de intentar llegar a un acuerdo para intentar superar la traumática vivencia.

“Vale, cuidare la diabetes de mi hijo, pero no pienso aceptarla”.

  • Fase 4: Depresión

Conforme se piensa en el futuro, aunque sea a corto plazo, abruma la cantidad de cosas que hay que aprender y hacer. No se puede negar que la diabetes está ahí y ahí va a continuar, por lo menos de momento… “nunca volverá a ser el de antes”, “¿qué hará si tiene complicaciones?”.

  • Fase 5: Aceptación

La persona con diabetes y su familia se dan cuenta de que se puede seguir viviendo con esta condición y tener una buena calidad de vida.

“Ya conozco el tratamiento e intentaré que mi hijo esté lo mejor posible”.

Dado que todo este proceso hay que pasarlo, lo ideal es que transcurra lo más brevemente posible hasta que toda la familia se adapte a la nueva situación, teniendo en cuenta que cada persona es diferente y necesita un tiempo distinto. No obstante, este proceso dura al menos un año, cuando la familia y el hijo, se ha enfrentado a numerosos acontecimientos que “ponen a prueba” su adaptación: Cumpleaños, Navidades, Vacaciones, Colegio, etc.

 

  1. ¿Difiere mucho este apoyo en función de la edad del niño?

Sea cual sea la edad de debut del hijo, el objetivo de los padres siempre será el mismo, hacer de ellos unas personas independientes que sepan manejarse por sí mismas con o sin diabetes

 

  1. ¿En qué aspectos del tratamiento de la diabetes y de su día a día con ella ayuda el hecho de que las familias reciban ayuda psicológica?

En reducir el estrés que conlleva el día a día la diabetes, a solucionar problemas, a aminorar las presiones sociales, a llevar una vida normalizada, etc.

 

  1. ¿Es habitual que haya un psicólogo en la Unidad de Diabetes Pediátrica de los hospitales?

Desgraciadamente, no es lo habitual. La atención psicológica debe ser una parte fundamental de la asistencia a los familiares y pacientes en las Unidades de Diabetes.

 

  1. Mediante la Campaña, “Mi hijo, la diabetes y yo”, ya ha impartido varias charlas ¿cuál es su percepción? ¿y la de los participantes?

Son charlas que están teniendo una gran acogida entre los familiares de niños y adolescentes con diabetes ya que el aspecto psicológico apenas tiene cabida por parte de las Unidades de Diabetes

 

  1. El hecho de que usted además tenga diabetes, ¿cree que le aporta algo distinto o diferente, en cuanto a sensibilidad o experiencia, respecto a otros compañeros de profesión que no lo son?

Bueno, sabes lo que supone llevar el tratamiento día y día de la diabetes y los diferentes retos a los que te enfrentas.

Change this in Theme Options
Change this in Theme Options