La ciencia busca los mecanismos comunes de unas 80 enfermedades autoinmunes

Los investigadores y las compañías farmacéuticas se han lanzado a descubrir «mecanismos comunes» en los más de ochenta tipos de enfermedades autoinmunes estudiadas, a fin de encontrar un tratamiento que pueda combatirlas de forma conjunta, en lugar de intentar tratarlas de forma individualizada.

Así se ha puesto de manifiesto en una jornada organizada hoy por la Fundación Ramón Areces conjuntamente con Nature Publishing Group, en la que expertos mundiales han analizado los retos a los que se enfrenta la ciencia frente a patologías como la diabetes tipo 1, la artritis, el lupus o la esclerosis múltiples.

El doctor Juan Carlos López, investigador en Biomedicina y editor de Nature Medicine (Nueva York), ha explicado, en declaraciones a Efe, que hasta ahora tanto los investigadores como la industria farmacéutica se han dedicado a estudiar cada una de ellas de forma «desvinculada».

Esto ha reportado «ciertos éxitos» en su abordaje terapéutico, pero, en la actualidad, «el campo de investigación más relevante es detectar los mecanismos moleculares que son similares en toda ellas, para desarrollar drogas que las ataquen en general».

«Las compañías están empezando a alinear sus esfuerzos investigadores en este camino, dejando de indagar específicamente el lupus o la diabetes tipo 1, para descubrir mecanismos comunes a todas las enfermedades autoinmunes», ha subrayado.

El experto ha confesado que se desconoce por qué en este tipo de dolencias el sistema autoinmune ataca al propio cuerpo así como por qué lo hace de forma preferencial en ciertos órganos.

Aunque su función es defender al organismo de agentes externos, como virus, bacterias o cualquier otro agente biológico, químico o físico, en ocasiones deja de reconocer como propios a uno o varios tejidos o componentes, generando anticuerpos que atacan a las células, tejidos y órganos.

Todo este proceso genera inflamación, lesión y destrucción de células sanas, dando lugar a una enfermedad autoinmune, ha explicado el doctor en Neurobiología por la Universidad de Columbia.

López ha subrayado que en muchos casos existe una predisposición genética -como en la diabetes tipo I- y en otras ocasiones un factor externo -como en la fiebre reumática-.

Aunque existen numerosas investigaciones en las que se han descubierto listas de genes involucrados en estas patologías, el profesor sospecha que, al tratarse de un número muy elevado, su contribución al desarrollo de la enfermedad «va a ser muy pequeña».

«No será suficiente identificar estos genes para tener nuevas terapias, porque la contribución de cada uno va a ser muy pequeña, su interés es más bien científico que sanitario», ha relatado, descartando así que, a corto plazo, se desarrollen test genéticos de diagnóstico.

Fuente: Agencia EFE

Recuerda: Todos los 14 de mes nos vestimos de azul · 12 causas – 12 meses

Causa 14 Enero – 14 Febrero: ¡Apoya la Investigación de la Diabetes!

Publicado en Sin categoría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.