La hemoglobina glicosilada no funciona como cifra de control en los pacientes en diálisis

Comparte esta entrada...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

El test de la hemoglobina glicosilada es, probablemente, el más efectivo para valorar la evolución del control de la diabetes, y poder controlar así futuras complicaciones. Pero cuando las complicaciones ya existen el HbA1C se demuestra poco efectivo, concretamente en el caso de los pacientes con complicaciones renales severas.

Los doctores especialistas en disfunción renal y un estudio del Wake Forest Baptist Medical Center (EEUU) apuntan que la hemoglobina glicosilada no es una cifra de referencia en estos casos, ya cuando se alcanza el estado de diálisis ya hay muchos organos afectados y esto interferiría en el resultado. Otro análisis, en concreto la almbumina glicada (test GA) parece ser más efectiva en estos casos.

«Muchos pacientes de dialisis tienen severos problemas de anemia» explica Barry I. Freedman, líder del equipo investigador, «eso provoca que tengan menos células rojas en la sangre de las que corresponden, lo cual tienen un impacto dramático en los resultados».

La hemoglobina dentro de las células rojas llevan el oxígeno al cuerpo. El glucosa en sangre interactua con la hemoglobina para identificar el valor de la glicosilada. Pero los resultados son sólo certeros cuando las células rojas tienen un comportamiento normal. Los pacientes con diálisis tienen una menor supervivencia de las células rojas, reduciendo el tiempo que la glucosa interactua con la hemoglobina, reduciendo considerablemente el valor de la glicosilada.

 

Comparte esta entrada...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Autor entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.