Los padres deben buscar ayuda psicológica cuando los niños oculten las transgresiones en el control de la diabetes

Los padres «deben buscar ayuda psicológica cuando los niños oculten las transgresiones en el control de la diabetes», según han explicado los expertos que han asistido al ‘VIII Seminario Práctico de Psicología y Diabetes para padres y adolescentes’, celebrado este fin de semana en Vitoria. Los cambios fisiológicos y psico-sociales que surgen en la adolescencia «dificultan el control de la diabetes», por lo que los tutores «deben compartir el seguimiento de la enfermedad de su hijo» y acudir a un especialista si es preciso, han argumentado los ponentes.

Durante el simposio, organizado por la Fundación para la Diabetes con la colaboración de la Asociación de Diabéticos de Álava y la Asociación Guipuzcoana de Diabetes, los padres de niños diabéticos han recibido consejos para llevar mejor la enfermedad de sus hijos y para detectar los problemas que esta les acarrea. En pro de mejorar la convivencia con la diabetes, los expertos recomiendan «normalizar la vida con esta enfermedad o compartir experiencias cotidianas con otras personas en las mismas circunstancias».

Sin embargo, esta patología provoca comportamientos inapropiados en los adolescentes debido al estricto orden que les requiere. Por ello, durante esta etapa vital se producen hechos que dificultan el control de la diabetes, tales como «comer a escondidas, no seguir fielmente el tratamiento, jugar con los ajustes de insulina y alimentación o salir por la noche», afirman los expertos.

La edad en la que se recrudecen estos efectos es la comprendida «entre los 13 y los 18 años», subraya el psicólogo clínico de la Asociación Navarra de Diabetes, Iñaki Lorente. Para el representante de la asociación, «es importante que los padres aprendan a diferenciar que aspectos de su actitud se deben a la adolescencia y cuáles a la diabetes«.

La psicología puede ayudar mucho a estos adolescentes, tal y como se ha explicado en el seminario de diabetes. Especialmente es útil en momentos en los que se produce una mayor carga emocional como «el debut de la enfermedad, una complicación o simplemente varios años de la evolución de la misma», mantienen.

Fuente: Europapress

Publicado en Jóvenes y etiquetado , .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.