Medidores continuos de glucosa, ¿qué son?

Comparte esta entrada...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Son dispositivos que miden la glucosa de manera continua, ofreciendo lecturas cada 5 minutos aproximadamente. Se componen de un sensor que posee un filamento flexible que insertado bajo la piel y que tiene una vida que va desde los 6 días a los 14, dependiendo del modelo, y un transmisor que envía la señal a un dispositivo receptor que ofrece la lectura en pantalla.

A diferencia de los medidores de glucosa capilar, lo que miden es glucosa en el líquido intersticial, es decir, entre las células, y no glucosa en sangre.

La glucosa en sangre y el líquido intersticial no necesariamente tiene el mismo valor. Generalmente cuando el nivel de glucosa en sangre se encuentra mantenido durante mucho tiempo, los niveles de la glucosa en sangre y en líquido intersticial se equilibran y coinciden. Sin embargo, cuando hay rápidas fluctuaciones en la glucosa sanguínea (tanto por aumento como por descenso) las diferencias entre sangre y tejido se acentúan y por tanto dichas mediciones tienden a diferir en mayor grado. Eso no indica que un medidor de glucosa intersticial sea inexacto respecto al medidor de glucosa capilar, sino que cada uno mide una cosa distinta.

Tipos de medidores continuos

En España podemos encontrar en el mercado 3 sistemas distintos, 2 de monitorización continua de glucosa y 1 de monitorización flash de glucosa, que son:

Dexcom G5: NovalabIbérica; por la exactitud del sistema, a partir de los dos años de edad,  ha sido aprobado en Europa y EEUU para poder tomar decisiones clínicas sin tener que confirmar con glucemias capilares, siempre que se realicen las pertinentes dos calibraciones al día y exista la flecha de tendencia y datos continuados durante los últimos 15 minutos. Tiene alarmas programables para avisar de tendencias ascendentes, descendentes y también de hipoglucemias e hiperglucemias. Permite enviar datos a dispositivos móviles.

Enlite, MiniMed 640G Sistema Integrado: MedtronicSensor que conectado a la bomba, forma lo que se conoce como “sistema integrado”, las lecturas pueden verse a tiempo real en la pantalla de la bomba de insulina y además, como diferencia, tiene la capacidad de parar la infusión de insulina si detecta que se va a producir una hipoglucemia. Sensor Enlite link 2. Al igual que el Dexcom tiene alarmas programables para avisar de tendencias ascendentes, descendentes y también de hipoglucemias e hiperglucemias.

  • Medtronic Guardian Connect: La diferencia con el anterior es que envía los datos directamente a una aplicación en los dispositivos móviles. Útil para personas que no dispongan de bomba de insulina.

 

Monitorización Flash de glucosa, FreeStyle Libre. Abbott (o Monitorización Intermitente de Glucosa); Medición de glucemia en líquido intersticial, no necesita calibraciones y tiene una duración 14 días. La diferencia con la monitorización continua de glucosa es que es necesario escanear (pasar el receptor sobre el sensor) para leer los resultados y ver las gráficas. No dispone de alarmas.

Pendientes de salir al mercado español:

  • Sensor Senseonics Eversense®: sistema de monitorización continua de glucosa implantable en tejido subcutáneo. Requiere una pequeña incisión en la piel para su implantación y tiene una duración de 90 días. Requiere un transmisor que se puede quitar y volver a poner, que mediante sistema NFC y Bluetooth envía los resultados a un Smartphone que actúa como un receptor. El transmisor puede emitir alertas si no está el móvil cerca como hipoglucemia, hiperglucemia, falta de lecturas u otros eventos.

 

Ventajas:

  • Proporciona información global sobre el perfil de glucosa.
  • Permite un ajuste inmediato de la terapia no solo basado en el valor de glucosa sino también en la tendencia.
  • Permite conocer los valores de glucosa durante el sueño.
  • Permite identificar hipoglucemias asintomáticas no detectadas.
  • Las alarmas permiten detectar y prevenir situaciones de hipo/hiperglucemia grave.
  • Permite identificar excursiones glucémicas en distintos momentos del día.
  • Puede reducir el número de mediciones de glucosa capilar.
  • Permite guiar la titulación de distintos fármacos para la diabetes.
  • Facilita la adaptación de la tasa basal de las bombas de insulina al perfil de glucosa del paciente.
  • Permite cuantificar la variabilidad glucémica.
  • Permite estimar el valor de HbA1c.
  • Proporciona seguridad al paciente, mejorando su calidad de vida.
  • Tiene utilidad educativa porque permite conocer el efecto sobre la glucosa de las actividades “del día a día”.

 

Posibles Inconvenientes:

  • Coste elevado. En general, la monitorización continua de glucosa no está costeada por el servicio público de salud.
  • Puede producir molestias locales.
  • Duración limitada.
  • Está sujeta a errores relacionados con la zona de inserción y calibración.
  • Precisa intervención educativa específica.
  • Puede generar angustia si el paciente no sabe cómo utilizarlo y le falta información.
  • No elimina totalmente la necesidad de realizar mediciones de glucemia capilar, siendo precisas para calibrar el sistema y ante lecturas que no concuerden con los síntomas.
  • La descarga e interpretación de los datos obtenidos requieren entrenamiento específico y tiempo.
  • No existe un programa de descarga de datos “universal”, esto obliga al profesional a manejarse con varios programas.
  • Para conseguir mejorar el control glucémico es necesario el uso de un sistema de medición continuo de glucosa en tiempo real de manera continuada.

Fuentes: Tratado de Diabetes Mellitus, SED. Documento de Consenso SED-SEEP sobre el uso de la MCG en España

Campaña “Tecnología sanitaria diabetes: bombas de insulina, monitores continuos y sistema flash

Posicionamiento de la ADM ante la Tecnología Sanitaria para personas con diabetes en el siglo XXI

La Tecnología se ha convertido en una herramienta imprescindible en la atención de calidad de la persona con diabetes pues facilita los procesos de atención y cuidados para obtener un buen control metabólico y prevenir las complicaciones. Las bombas de insulina, la monitorización continua de glucosa y el sistema flash de control glucémico ya han demostrado su eficiencia.

La Asociación Diabetes Madrid se moviliza para que se subvencionen todas las tecnologías y tratamientos que mejoran la calidad de vida de las personas con diabetes de la Comunidad de Madrid que lo necesiten. Una vez éstas se subvencionan la ADM vela para que la tecnología sanitaria llegue a las personas con diabetes sin distinción de edad, sexo, lugar de residencia en la Comunidad de Madrid y por nivel de ingresos económicos.

La ADM se moviliza para conseguir, paso a paso, sus objetivos empezando por conseguir aquella tecnología que por coste-efectividad llegue al mayor número de personas con diabetes y con mayor necesidad en la Comunidad de Madrid.

Posicionamiento de la ADM respecto a la monitorización continua y sistema flash

​La monitorización continua y el sistema flash no están subvencionadas en la Comunidad de Madrid.

Todas las personas con diabetes, con diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2 insulinodependientes deberían tener acceso a una de estas dos tecnologías.

El profesional sanitario debe indicar a la persona con diabetes qué tecnología ​conviene más a la persona con diabetes según su historial en control glucémico, estilo de vida y personalidad. Con el objetivo de que puedan acceder a las tecnologías sanitarias aquellos pacientes en el que la utilización de la monitorización continua de glucosa les permita conseguir un cambio favorable en los resultados de sus tratamientos.

Campaña de recogida de firmas: 

 

 

y nos sumamos a la petición social iniciada por el colectivo Noches Sin Dormir a través de los hashtag #cgmparatodos #tecnologíaparatodos

Posicionamiento de la ADM respecto a la situación de la utilización de Bombas de insulina en la Comunidad de Madrid

  1. El paciente en tratamiento con insulina debe de estar informado desde el diagnóstico de este tipo de tecnología, sus beneficios, ventajas y desventajas. El endocrino y la enfermera educadora en diabetes son las figuras sanitarias que deberían, desde la consulta, informar al paciente.
  2. Todas las personas en tratamiento con insulina, aptas desde el punto de visto médico para su manejo, deberían tener acceso a esta tecnología.
  3. El paciente deberá elegir si quiere o no utilizar la bomba de insulina. Si está en duda se debería ofrecer un periodo de prueba con su correspondiente formación.
  4. Los hospitales deber involucrar, con poder de decisión, a los representantes de los pacientes en los concursos públicos de las tecnologías sanitarias.

Campaña informativa: “Bomba de insulina, un derecho no un privilegio!

 

Comparte esta entrada...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Autor entrada: Mónica