Practicar esquí cuando tienes diabetes

Practicar esquí cuando tienes diabetes

A la hora de practicar deporte, el frío no debe ser un impedimento para poderlo realizar. Es cierto que teniendo diabetes tienes que tener en cuenta una serie de consejos para estar más tranquilo en la realización de una práctica deportiva como es el esquí.

En primer lugar debes llevar ropa y calzado cómodos y adecuados procurando mantener calientes manos y pies evitando que puedan mojarse. Cuantos más bolsillos tengas ¡mucho mejor! Será más cómodo llevar tu kit a mano, junto con una mochila pequeñita o riñonera para guardar el glucómetro, los bolígrafos de insulina, carbohidratos, medidor, tiras reactivas etc. Es aconsejable que esté cerca de tu cuerpo para evitar la congelación. En cualquier caso si te administras la insulina con plumas, es mejor calentarla un poquito antes de usarla para que la temperatura no sea demasiado fría. Si tus manos están frías, mejor caliéntala bajo el brazo. Si llevas bomba de insulina, procura no dejarla a la intemperie.

A la hora de realizar los controles deberemos igualmente calentar antes las manos para que el flujo de sangre llegue a los dedos. Es imprescindible realizar tantos controles como necesites ante la menor sospecha de hipo o híper glucemia ya que las bajas temperaturas pueden provocar fluctuaciones de glucosa al producir más gasto calórico para mantener la temperatura corporal.

Debes de planificar tu día en la montaña aproximando la intensidad del ejercicio y el tiempo que vas a estar esquiando. A mayor intensidad, mayor será el consumo de glucosa que necesiten tus músculos. Es importante que seas prudente para evitar el cansancio extremo llegando al agotamiento y a la hipotermia. Para ello es conveniente hacer pausas, estar bien hidratado y consumir alguna bebida caliente.

Los suplementos de hidratos de carbono más cómodos de transportar son las pastillas de glucosa o geles, tetra brick pequeño de zumo de frutas, dos o tres galletas, barritas energéticas de unos 30 g. o alguna bebida isotónica. Debes de tener en cuenta mantener los suplementos cerca del cuerpo para evitar que se congelen si eliges llevar zumos o bebidas.

¿Cuándo debes tomar suplementos?

  • Siempre que la glucemia sea inferior a 100 mg/dl antes de empezar
  • Siempre que sea inferior a 100 mg/dl después de finalizar
  • Aproximadamente realiza un par de controles cada hora para evitar bajadas bruscas de glucosa.

Por último no debes olvidar llevar siempre contigo la información y documentación necesaria, así como un teléfono de contacto. Comparte tu diabetes con el grupo de amigos o con quien vayas a esquiar para poder actuar en caso de que se produzca cualquier contratiempo.

Publicado en Deporte, Deporte destacados, Destacados, Ejercicio y etiquetado , .