Respuesta ¿Cuánto sabes de diabetes? 22

Reto ¿Cuánto sabes de diabetes?

La semana pasada os proponíamos la siguiente pregunta dentro de nuestro Reto ¿Cuánto sabes de diabetes?:

Llevo una semana de locos. De lunes a viernes, hiperglucémico perdido, a pesar de ponerme más unidades de insulina de las que jamás pude imaginar, y resulta que llega el domingo y me despierto en el hospital con un suero glucosado porque he tenido la peor hipoglucemia de mi vida. No entiendo nada, la insulina no está caducada, pero parece que me ponía agua al principio y desde que cambié la pluma este fin de semana me estoy pinchando bombas nucleares hipoglucemiantes. ¿Qué me ocurre?

  1. Te estás curando de la diabetes, no te preocupes, es el proceso normal. A todos nos ha pasado.
  2. Te has hecho resistente a la insulina. Esta ha sido tu última hipoglucemia.
  3. Tu vida está resuelta. La insulina estaba realmente caducada y vas a ganar millones de euros con la demanda que le vamos a poner a la compañía farmacéutica.
  4. Creo que sé lo que te ocurre, pero primero cuéntame qué has hecho y dónde has estado con la pluma antigua.
  5. Sufres el síndrome del fin de semana, tienes que trabajar todos los días sin derecho a vacaciones.

Respuesta: Lo que con mayor probabilidad explicaría lo que ha pasado sería la respuesta número 4. Tiene toda la pinta de que la insulina de la pluma antigua se ha estropeado tras exponerla a una fuente importante de calor o frío. Aunque la insulina que estamos utilizando se puede mantener a temperatura ambiente, si por cualquier motivo hemos estado en una cámara frigorífica (en una excursión del colegio por ejemplo a una fábrica de yogures) o tirados en la playa a pleno sol dejando la insulina encima de la toalla (opción más habitual y menos extravagante que la planteada con el frío), pues es posible que se haya estropeado, ya que se trata de un medicamento termolábil. No hay que volverse locos con la conservación de la insulina, pero tampoco debemos hacer locuras al transportarla y, sobre todo, usar el sentido común: si vemos que algo falla, no insistir aumentando la dosis sino cambiando los viales o plumas.

Y para transportar este verano tu bolsa isotérmica con total seguridad, recuerda que puedes adquirir la de Asociación Diabetes Madrid, con la que además contribuyes a la educación, información, acompañamiento y defensa de las personas con diabetes y sus familiares.

Autor entrada: Redes