Respuesta Reto ¿Cuánto sabes de diabetes? 17: Comida de trabajo

Comparte esta entrada...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Hoy publicamos la respuesta del reto ¿Cuánto sabes de diabetes? del mes de octubre, en el que hablamos de qué hacer en las comidas de trabajo. En ocasiones puedes elegir el menú, pero no siempre es así.

La pregunta que planteábamos este mes era:

Hace 2 años que te dijeron que tenías diabetes y desde entonces te inyectas insulina varias veces al día, una ultralenta por la noche que te dura para todo el día y luego tres veces al día ultrarrápida, antes de desayunar, comer y cenar. Tu endocrinólogo te ha enseñado a contar raciones de hidratos de carbono y en función de eso decides qué cantidad de insulina te inyectas antes de cada comida. Hoy tienes una comida de trabajo. El menú consta de cóctel de gambas con salsa rosa de primero, arroz a banda como plato principal y fresas con nata de postre, todo ello regado con un Ribera del Duero crianza. Llegado este momento ¿cuál de las siguientes opciones considerarías más correcta?

  1. Hablo con el camarero y le pido que me traiga una ensalada de primero, un filete a la plancha de segundo y una manzana de postre. Cambio el vino por agua mineral sin gas.
  2. Comienzo a simular el comienzo de una gastroenteritis, me excuso delante de mi jefe y me tomo una sopa con una bebida isotónica.
  3. Me hago una glucemia capilar, calculo la cantidad de raciones de hidratos de carbono que voy a comer y decido cuántas unidades de insulina voy a necesitar. Como todo. Bebo dos copas de vino. Dos horas después me haré un nuevo control de glucemia.
  4. Hago lo mismo que en la respuesta 3, pero en lugar de vino pido una bebida de extracto de cola sin azúcar.
  5. Hago lo mismo que en la respuesta 3, pero como voy a comer arroz me espero a ponerme la insulina ultrarrápida una hora después de empezar el banquete.

Y la respuesta correcta es:

De las diferentes opciones que se planteaban en el número anterior, la respuesta correcta sería la número 3.

Como ya hemos comentado en múltiples ocasiones, la dieta de una persona con diabetes no debe variar frente a la dieta del que no tiene diabetes. Lo que sí varía son las condiciones, es decir, tenemos que valorar lo que vamos a comer, nuestra glucemia previa y nuestra respuesta a la insulina, y en función de eso probar cuál es la dosis que se adapta mejor a esta situación. Sin duda se trata de un menú algo fuerte para una persona con diabetes pero no debemos, salvo que queramos por otro motivo, cambiar los platos. Dos horas después hay que volver a medirse la glucemia y tomar decisiones en función de dicho valor.

Por lo dicho la respuesta número 1 sólo sería válida si realmente quisiéramos cambiar de menú, pero por cualquier otro motivo en el que nunca se encontraría la diabetes. La número 2 sólo sería válida si realmente quisiéramos llamar la atención delante de nuestro jefe. La número 4 sería válida si no quisiéramos beber vino, acto que realizado con moderación dicen que es incluso cardiosaludable.

Finalmente la número 5 supondría casi seguro un pico postprandial por encima de 300 mg/dL.

Comparte esta entrada...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Autor entrada: Redes