fbpx

Testimonio · El Piloto de IndyCar, Charlie Kimball, da un mensaje de esperanza a los diabéticos tipo 1

El piloto de IndyCar, Charlie Kimball, fue diagnosticado con diabetes tipo 1 a los 22 años, pero él no ha dejado que le impidiera vivir la vida en el carril rápido.

Para mantenerse con fuerzas en el coche y controlar su azúcar en la sangre mantiene una botella de agua con hielo y una botella de agua con azúcar con una válvula que puede usar para intercambiar entre los dos.

En el volante, sujeta con velcro, lleva un monitor continuo de glucosa.

Ahora con 27 años y en su segundo año como piloto para el equipo de Novo Nordisk Chip Ganassi Racing, pasa parte de su tiempo libre a inspirar a otras personas con diabetes.