La hemoglobina glicosilada no funciona como cifra de control en los pacientes en diálisis

El test de la hemoglobina glicosilada es, probablemente, el más efectivo para valorar la evolución del control de la diabetes, y poder controlar así futuras complicaciones. Pero cuando las complicaciones ya existen el HbA1C se demuestra poco efectivo, concretamente en el caso de los pacientes con complicaciones renales severas.