Un vehículo que cuida de la salud de sus ocupantes

En Estados Unidos, con una población de más de 26 millones de diabéticos y subiendo, las grandes marcas de todo tipo de productos se han puesto en marcha para adaptarse a la situación. Los automóviles no podían ser menos,  máxime en un país en el que la locomoción apenas se entiende de otra amnera.

Por eso, los responsables de Ford -la mayor marca de coches de los Estados Unidos- ya se han puesto manos a la obra para adaptar sus vehículos a las necesidades de los enfermos crónicos. Mediante la tecnología bluetooth y compartiendo información a través del cloud computing, Ford quiere crear un coche capaz almacenar los perfiles de su usuario. El ordenador de abordo contaría con una plataforma llamada Sync capaz de realizar estar tareas (gestionar datos, almacenarlos en la nube…). Además, los constructores de vehículos han puesto a la disposición de los desarrolladores de aplicaciones médicas parte del software para que las aplicaciones puedan ser compatibles, y por tanto permitan, no sólo el almacenaje sino también el análisis de datos y ayuden a la toma de decisiones del paciente.

Publicado en Avances, Investigación y etiquetado , , , , , , , , .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.