Viviendo con diabetes tipo 1. La experiencia de Daniel.

Posted in: Testimonios
Tags:

Daniel tiene 27 años, le gusta el deporte, viajar y trabaja en una consultoría financiera, además a los 9 años le diagnosticaron diabetes tipo 1.

  1. Echando una mirada atrás, te diagnosticaron diabetes tipo 1 hace ya bastantes años, ¿cómo era el tratamiento entonces? ¿cómo recuerdas el comienzo o qué hábitos tuviste que cambiar?

Lo primero que me viene rápidamente a la cabeza son las jeringuillas y la insulina en vial, y el tener cuidado con las burbujas de aire.

En el comienzo, recuerdo sobretodo que yo pase por la luna de miel y tenía muchas hipoglucemias, por lo que habitualmente llevaba caramelos, zumos y azúcar encima cuando salía de casa.

Además de pasar a pesar cada comida y verlo todo por raciones. Es un cambio fuerte pero rápidamente al ser tan joven lo conviertes en un hábito, creo que hoy me costaría más realizar el cambio que cuando tenía nueve años.

  1. Como nos contabas, eres aficionado al deporte, ¿qué tienes en cuenta a la hora de hacer deporte (te haces mediciones antes, después, comes algo…)?

Siempre antes de realizar deporte me hago una medición para ver qué nivel de glucosa tengo, y normalmente tomo una o dos raciones de hidratos de carbono? que me den un aporte extra durante las próximas horas.

Si es mucho tiempo la duración del ejercicio llevo siempre un zumo para ir tomando poco a poco y evitar así bajadas durante la actividad. Al final me hago otra medición para controlar como termino, ya que habitualmente durante las siguientes horas mi tendencia es que baje el nivel de azúcar en sangre.

El deporte me ayuda mucho a tener un buen control de la diabetes y sobre todo a sentirme bien.

  1. Tienes una vida laboral activa, imagino que con reuniones, comidas de trabajo, estrés, etc. cuéntanos, ¿cómo compaginas tu vida laboral con la diabetes? ¿te es fácil mantener llevar a cabo las rutinas de la diabetes dentro de la oficina?

No voy a decir que sea sencillo, pero es cierto que sobre todo gracias a la planificación e intentar tener un buen control de los tiempos se hace un poco más fácil.

Ahora me ayuda mucho, como comentábamos, el control con el parche de Free-Style Libre (medición continua de glucosa), ya que en cualquier momento en mitad de una reunión, curso o comida en un segundo sé mi nivel de glucosa.

Creo que algo significativo es que muchos compañeros míos dentro de una oficina de cuarenta personas, se enterarían de mi diabetes a través de este blog antes que en el día a día juntos. Ya que muchos, debido al avance y discreción del tratamiento a día de hoy, no lo conocen.

 

  1. Te gusta viajar alrededor del mundo, ¿cuándo comenzaste a viajar?

Con 18 años ya hice mi primer viaje a París, viví 3 meses con unos amigos allí durante las vacaciones de verano, antes había viajado con el instituto o el colegio pero este viaje fue mi primera experiencia solo

Disfruté mucho la experiencia, me di cuenta de que el mayor aprendizaje es viajar y vivir la cultura, costumbres o conocer gente de otros países. Por ello, todos los años me marco un viaje fuera de España e intento seguir aprendiendo.

  1. Nos hemos enterado que estuviste de Voluntario en África. Es un gran cambio de costumbres como la alimentación, el clima, las condiciones de vida… ¿cómo te las apañaste para encajar la diabetes en este proyecto? ¿cómo llevó tu familia la combinación de diabetes y esta aventura? 

La verdad es que me llevé varias cajas de insulina en la maleta, dos máquinas para los controles y antes de ir pregunté por e-mail a la familia que me iba a acoger si tenían nevera para poder tener refrigerada la insulina.

La comida y la variedad eran escasas. Sobre todo pasta, arroz y mucha fruta. Algunas veces conseguíamos como un día muy especial comer algo de pescado. Fue duro estar tanto tiempo comiendo todos los días lo mismo y se te acababa cerrando un poco el estómago. Pero sin duda es de las mejores experiencias de mi vida, recuerdo a todos los niños, amigos y compañeros con gran cariño.

Mi familia al principio no querían que fuera, como es lógico, porque se preocupaban por mi diabetes y de cómo estaría en un país como Togo, pero finalmente viendo mi ilusión y las ganas que tenían me apoyaron, y es algo que les agradezco enormemente.

  1. ¿Crees que la vida que llevas es muy distinta a la de una persona que no tiene diabetes? ¿alguna vez has visto la diabetes como un obstáculo que te impidiera alcanzar tus objetivos?

Rotundamente no, siempre dicen mis amigos que soy fácil de liar porque nunca digo que no ante un viaje, actividad o cualquier momento en el que disfrutar de pasar tiempo con ellos.

Hasta el día de hoy no he vivido una situación en que mi diabetes no me haya permitido hacer algo, sí que he tenido días más complicados por una hipoglucemia o por tener que llevar un mayor control, pero al final es adaptarte y seguir con tu vida normal sin olvidar que tienes diabetes.

  1. ¿Cómo ves el tratamiento de la diabetes de aquí a unos años? ¿Qué te gustaría que cambiase?

Cada día somos más diabéticos como hablábamos el otro día, te despistas y ves una pluma de insulina u otra persona con una bomba de insulina por la calle. Por ello, creo que se debe invertir y evolucionar en el tratamiento de la diabetes, se habla a futuro de poder recibir la dosis de insulina sin tener que ser inyectable o de incluso curar la diabetes mediante células madre.

Creo, y deseo, que es una enfermedad puede curarse, y que, en el futuro, cualquier diabético no notará un cambio en su vida significativo por el mero hecho de tener diabetes.

Gracias Daniel, sin duda es muy enriquecedor leer y escuchar la experiencia de una persona con 18 años de evolución teniendo diabetes tan positiva.

Change this in Theme Options
Change this in Theme Options